Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un comandante de la Guardia Civil por maltratatar a su compañera sentimental en Toledo

Un comandante de la Guardia Civil, Rodolfo Ignacio Sanz Sánchez, ha sido detenido en la provincia de Toledo por maltratar presuntamente a su compañera sentimental, según confirmó la Dirección General de la Guardia Civil. Otra fuente del cuerpo de seguridad concretó que la detención del oficial, de 44 años e instructor en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada situado en Valdemoro (Madrid), la realizó la propia Guardia Civil el domingo gracias a la rápida intevención de un agente libre de servicio. El comandante prestó declaración ayer ante un juzgado de Toledo.

Según fuentes próximas a la investigación del caso, un agente libre de servicio que caminaba el sábado por la carretera entre las localidades toledanas de Dos Barrios y Ocaña encontró a una mujer inconsciente tendida en el suelo. Estaba acompañada por un niño. Se acercó a atenderla y entonces apareció un coche conducido por un hombre que pidió al agente de paisano que se fuera de allí. El guardia, que para entonces ya sabía que el conductor pertenecía también a la Guardia Civil, se negó.

El presunto agresor ordenó entonces a la mujer, ya consciente, y al pequeño que subieran al coche. El niño obedeció. El agente preguntó entonces a la mujer, de origen latinoamericano, si quería subir al automóvil. Ella se negó, por lo que el guardia permaneció a su lado para protegerla. Posteriormente, la acompañó a un centro de salud.

El agente alertó de lo ocurrido a sus superiores. La Dirección General de la Guardia Civil ha abierto un expediente interno sobre el caso. Se resolverá cuando haya sentencia judicial sobre el presunto delito de maltrato en el ámbito familiar. Por su parte, la Asociación Unificada de Guardias Civiles de Castilla-La Mancha anunció ayer su disposición a personarse como acusación particular en este caso que implica a un oficial del cuerpo, informa F. Javier Barroso.

Por otro lado, la mujer de 50 años que fue apuñalada por su marido en el domicilio de ambos en Gójar (Granada) el pasado sábado, le ha denunciado por agresión. El juez ha dictado orden de protección para la víctima. Ésta se recupera en su hogar de las heridas y contusiones sufridas, informa Efe.

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer en Granada, Francisca Fuillerat, anunció que un equipo informará a la víctima, en trámite de separación, de los servicios de apoyo con que cuenta. Añadió que, al margen de las secuelas psicológicas que sufre, el futuro de la mujer depende de la decisión judicial sobre su marido, A.M.T., de 62 años. Él permanece grave en el Hospital Clínico de Granada por las autolesiones que se infligió en el abdomen y las muñecas tras apuñalar a su mujer en el costado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de mayo de 2004