Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vueling Airlines volará desde el 1 de julio de Barcelona a cuatro destinos

La primera compañía aérea con sede en Barcelona, Vueling Airlines, surcará la atmósfera con su estela desde el próximo 1 de julio, según anunció ayer su presidente, Josep Miquel Abad. El arranque será modesto y al tiempo ambicioso: cuatro vuelos diarios desde el aeropuerto de El Prat a París, Bruselas, Palma de Mallorca e Ibiza, medio millón de clientes hasta diciembre de 2004, una plantilla de 120 trabajadores y una facturación prevista de 21 millones de euros.

El consejero delegado de la operadora, Carlos Muñoz, se mostró confiado respecto al papel que la ampliación de El Prat tendrá en el futuro de Vueling. En cuatro años, se prevé contar con seis millones de viajeros, una veintena de Airbus 320 y una estructura de entre 800 y 1.000 profesionales. Además, según el cálculo inicial se espera entrar en beneficios en el segundo semestre de funcionamiento.

La estrategia empresarial diseñada por el director general, Lázaro Ros, y el propio Muñoz consistirá en ofrecer al pasajero una tarifa de salida a la mitad de precio que el resto de las empresas nacionales (no más de 25 euros por trayecto durante los primeros meses). Otro aspecto clave será captar el mayor número posible de clientes que viajen por negocios. "En Barajas, dos tercios del tráfico aéreo lo generan grandes empresarios. En El Prat, ese mismo porcentaje lo acaparan profesionales de la pequeña y mediana empresa. Ellos serán uno de nuestros objetivos", explicó Muñoz.

El presidente de Vueling Airlines aseguró que no se ha solicitado subvención alguna a la Generalitat y criticó que otras compañías se hagan excesivamente dependientes de la percepción de ayudas públicas. Abad consideró que lo idóneo sería que la Administración no subvencionase a nadie "para evitar que el mercado se desvirtúe".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de mayo de 2004