ISRAEL Y PALESTINA, CAMINO A LA PAZ

Sospechosos habituales

"EL PASADO mes de septiembre me había comprometido a asistir a una protesta en la Universidad árabe de Al Quds contra la construcción del muro que atravesaba el campus. Dos días antes hubo un brutal atentado a unos pocos centenares de metros de mi casa. Murieron varias personas que me eran próximas. No tuve el coraje de ir al acto de la universidad. Necesitaba elaborar el duelo. Una semana más tarde ya habría podido. Pero en aquel momento no". Lo contó Edy Kaufman. Es una historia que refleja la situación en que se encuentran los ciudadanos israelíes que militan por una paz justa, por el entendimiento con los palestinos.

A finales de abril se reunieron en Barcelona 18 intelectuales israelíes y palestinos. Algunos de ellos formaban parte de las listas de los sospechosos habituales -el propio Edy Kaufman, Riad Malki, Walid Salem y Menachem Klein, por ejemplo-, otros eran nuevos en este tipo de encuentros.

Se conoce como sospechosos habituales a aquellos que llevan años desafiando las presiones de los respectivos entornos, tratando de que la violencia de uno y otro lado no se convierta en barrera infranqueable, para mantener relaciones de diálogo y de cooperación. Estaban convocados bajo el lema "romper el muro". Y el objetivo del debate no era hacer propuestas políticas sobre el conflicto sino debatir el papel y la responsabilidad de los intelectuales en el marco de este conflicto.

Como dijo uno de los asistentes, la paz es demasiado importante para dejarla sólo en manos de los políticos. Asimetría, reciprocidad, boicot, normalización, educación para la paz y la violencia de unos y otros fueron los conceptos clave sobre los que giró un debate, que permitió a los asistentes mirar a la vez el conflicto y las cuestiones que conciernen a la humanidad como un todo. Este diálogo que los asistentes se comprometieron a continuar, como dice el palestino Riad Malki, ofrece un puente pero se necesitará una pirámide humana para alcanzar el objetivo de romper realmente muros y fronteras. J. R.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS