Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK | Crisis en Reino Unido

Londres niega que las fotos del 'Daily Mirror' fueran tomadas en Irak

El diario publicó imágenes de supuestas torturas

El Gobierno británico aseguró ayer "categóricamente" que las fotografías publicadas hace dos semanas por el diario Daily Mirror sobre supuestas torturas a un prisionero iraquí "no fueron tomadas en Irak". Así lo afirmó en el Parlamento el viceministro para las Fuerzas Armadas, Adam Ingram, que prefirió no decir directamente que las fotos fueran falsas. El director del diario, Piers Morgan, respondió que las fotografías "ilustran" los abusos cometidos.

El pronunciamiento del Gobierno no ha sido una sorpresa: lleva toda la semana estirando el asunto de las fotos quizás con la esperanza de que así se olvide lo que éstas representan y los errores cometidos en el manejo de las denuncias presentadas por Cruz Roja y Amnistía Internacional sobre el comportamiento de las tropas británicas en Irak. El ministro de Defensa, Geoff Hoon, ya dijo el martes que había "grandes indicios" de que el camión donde se tomaron las fotos de un soldado orinándose en un prisionero nunca estuvo en Irak. El miércoles, el primer ministro subió un grado más al decir que las fotos eran "casi con toda seguridad falsas".

Ingram confirmó ayer que "el camión en que se han tomado las fotos no ha estado nunca en Irak". Y advirtió de que las investigaciones continúan y que quienes las tomaron podrían haber roto la disciplina militar. El viceministro instó al director del Daily Mirror a "colaborar plenamente" con la investigación y se guardó para el final de las mismas la posibilidad de decidir acciones contra el diario.

El director, sin embargo, emitió una nota poniendo el acento en que la denuncia de abusos no se apoya sólo en las fotos, sino en las declaraciones al diario de varios soldados. "Las fotos no eran más que la prueba de un incidente", sostiene Piers Morgan en la nota. "El asunto va mucho más allá y desde luego no vamos a disculparnos por haberlo sacado a la luz: esas fotos ilustran con precisión la realidad del pasmoso comportamiento de algunas tropas británicas".

El abogado francés Jacques Vergès se va a apoyar en las fotos de los abusos de las tropas de la coalición en Irak para intentar llevar al Reino Unido ante el Tribunal Penal Internacional de la Haya. Vergès, que está entre la veintena de defensores de Sadam Husein y lleva también la defensa del ex viceprimermistro iraquí Tarek Aziz, defendió en el pasado al octogenario nazi Klaus Barbie y al terrorista Carlos. "El Reino Unido siempre ha procurado respetar la Convención de Ginebra y seguirá haciéndolo así en el futuro", comentó un portavoz del Foreign Office. La denuncia, que según los expertos no puede dirigirse contra Estados sino contra personas, no puede afectar a ciudadanos de Estados Unidos porque están excluidos de la jurisdicción del tribunal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004