Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps exhibe ante la oposición un plan de infraestructuras que no ha enviado a las Cortes

El presidente presentó el documento en conferencia de prensa hace cuatro meses

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, exhibió ayer en las Cortes un folleto explicativo del Plan de Infraestructuras Estratégicas (PIE) de la Comunidad Valenciana, un conglomerado de proyectos con escasa concreción que el Consell presentó en conferencia de prensa el pasado mes de enero, en plena precampaña electoral, pero que no ha entrado oficialmente en el Parlamento. La oposición criticó la utilización "frívola" de las sesiones de control.

Los portavoces de la oposición en las Cortes Valencianas criticaron ayer al presidente Camps por lo que consideran una utilización "frívola" y un "desprecio" de las sesiones semanales de control al Gobierno, que calificaron de "decepcionantes". La crítica vino motivada especialmente por un gesto de Camps, quien, al inicio de su réplica al portavoz socialista, Joan Ignasi Pla, entregó al presidente de las Cortes, Julio de España, un folleto del PIE. Camps había hablado momentos antes del plan, porque el portavoz del PP, Serafín Castellano, le había preguntado al respecto. En su respuesta, el presidente ofreció detalles del volumen de las inversiones, pero escasa concreción en lo que se refiere a proyectos. "El plan es uno de los elementos fundamentales para poner en valor a nuestro territorio, seguir creciendo y seguir siendo competitivos", dijo el presidente, "todos juntos y unidos tenemos que hacer que nadie pare el crecimiento de esta Comunidad". Pero el presidente no esgrimió el folleto durante su respuesta al portavoz del PP.

Lo hizo a continuación, después de que Pla, cuya pregunta se refería a las medidas que piensa adoptar el Consell para afrontar la situación por la que atraviesan los sectores productivos tradicionales valencianos, se refiriera a la importancia de las infraestructuras y le dijera a Camps: "Pero me gustaría conocer ese plan que usted ha presentado públicamente pero que no ha traído a esta Cámara".

Cuando subió de nuevo a la tribuna de oradores para replicar a Pla, Camps llevaba en la mano un folleto -dijo que era una versión impresa del PIE- que entregó al presidente de las Cortes, Julio de España, para que lo trasladara a los grupos parlamentarios, y de esta forma pudiera ser objeto de "debate" en la Cámara. Los diputados de la oposición murmuraron en sus escaños.Fue "un acto de desprecio", según dijo después Pla, quien señaló que los diputados "merecen más respeto" y no que el presidente entregue un folleto, sino que el Gobierno remita el plan a la Cámara para su debate. "Es una frivolidad", añadió el portavoz socialista, quien criticó a Camps por acudir a las sesiones de control para "atacar a la oposición y no a responder a lo que se le plantea". Pla informó de que en su respuesta a una pregunta parlamentaria en la que el PSPV le pedía una copia del PIE, con detalle de cada una de las inversiones, de sus prioridades y de sus plazos, el consejero Jose Ramón García Antón aseguraba que se estaba "terminando de preparar". La respuesta fue firmada el pasado 16 de marzo.

El plan, cuyo esbozo presentó al Consell el pasado verano de 2003 el consejero de Infraestructuras y Transportes, José Ramón García Antón, no ha sido remitido a la Cámara. El PIE, que prevé oficialmente la inversión de 15.000 millones de euros hasta el año 2010, fue presentado a bombo y platillo por el Consell a finales de enero pasado, en plena precampaña de las elecciones generales. Y en las últimas semanas es publicitado de forma reiterada mediante cuñas radiofónicas en las que se anuncian proyectos como si ya estuvieran en marcha.

Por su parte, el portavoz de Esquerra Unida-L'Entesa, Joan Ribó, que preguntó acerca del funcionamiento de RTVV, tachó de "decepcionante" la actitud de Camps, que "siempre echa balones fuera, se va por los cerros de Úbeda y pocas veces responde". En su respuesta, aparte de asegurar que todo va bien en el ente, el presidente arremetió contra Ribó para reprocharle el informe sobre medios de comunicación que la oposición achaca al tripartito en Cataluña. "Aquí no se hacen informes, simplemente los aplican", le contestó Ribó en referencia a la lista negra de periodistas que el PP elaboró a su llegada al poder en 1995. Sobre el gesto del folleto Ribó dijo: "Es escandaloso, era un plan de propaganda para la campaña electoral y ahora nos da el llibret de falla, demuestra poco respeto por estas Cortes".

Y es que el presidente no se salió ayer del guión habitual de las sesiones de control, en las que le preguntan los portavoces de los tres grupos. Las del PP suelen buscar el lucimiento del presidente y del partido y las de la oposición hurgan en polémicas de actualidad. Camps utiliza las primeras, efectivamente, para el autobombo, aunque sin renunciar a criticar a la oposición, casi siempre a los socialistas, principalmente a cuenta de las decisiones supuestamente perjudiciales para los valencianos que ha adoptado el nuevo Gobierno central, en especial la derogación del trasvase del Ebro. Para responder las de Pla, suele echar mano de las comparaciones con la gestión de los socialistas, que no gobiernan desde 1995. Y al contestar a Ribó recurre a la descalificación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004