Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre no admitirá negociaciones bilaterales

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, se ofreció ayer a mediar ante sus compañeros del Gobierno central para que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, del PP, pueda cumplir sus compromisos en materia de seguridad ciudadana, infraestructuras y financiación autonómica. Aguirre, por su parte, defendió el actual sistema de financiación autonómica y se quejó de que el ministro hubiera recibido el martes a su compañero de partido Rafael Simancas, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid.

El ministro dio cuenta de su ofrecimiento de mediación al finalizar la reunión, de algo más de una hora. La visita forma parte de la ronda de conversaciones que Sevilla celebra con los presidentes autonómicos "para trasladarles en primera persona", explicó, "las ofertas y el nuevo discurso" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en "un clima de diálogo y de no confrontación", informa Efe.

Según la versión del portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, la presidenta solicitó que "cualquier modificación" que pueda adoptarse en la financiación de las comunidades se lleve a cabo "en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera", planteamiento que también defendió Sevilla.

El ministro se confesó partidario de realizar "con tiempo" la reforma "para que satisfaga a todos" y de que se ajuste a los estatutos de autonomía, y agregó que el Gobierno central está "programando fórmulas, no tanto para cambiar lo que ya tenemos, sino para que funcione mejor".

'Pitas-pitas' bilaterales

Por su parte, González aseguró: "Le hemos dicho al ministro que no vamos a admitir pitas-pitas bilaterales o negociaciones de chau-chau a la carta entre el Ejecutivo central y sus socios autonómicos". También subrayó que el Ejecutivo regional de Madrid es partidario de "mantener el sistema actual de financiación: solidario y equitativo".

Las primeras palabras de Aguirre a Sevilla fueron para transmitirle su malestar por el hecho de que el ministro se entrevistara con el portavoz socialista de la Asamblea un día antes de hacerlo "con la presidenta de los madrileños".

Ignacio González declaró tras la reunión que es la "primera vez" que se produce "una falta de respeto hacia las instituciones de estas características" y aseguró que el Ejecutivo autónomo está preocupado por la forma en que "se inician las relaciones" con el Gobierno socialista. González atribuyó lo ocurrido a la "desesperación" de Rafael Simancas "en su afán por consolidarse" en Madrid.

La portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ruth Porta, consideró lamentable que Aguirre se quejara de la reunión del ministro con Simancas y lo atribuyó a "su falta de ideas y proyectos para Madrid".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004