Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se replantea la decisión de Trillo de llevar a Cartagena una escuela militar de San Fernando

El alcalde de San Fernando (Cádiz, 88.100 habitantes), Antonio Moreno, del PA, informó ayer de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le garantizó personalmente que el Ministerio de Defensa se replanteará la decisión adoptada por el anterior ministro, Federico Trillo, de trasladar la Escuela de Infantería de Marina (EIM), con más de 120 años de historia en esta localidad, al municipio murciano de Cartagena, ciudad natal de Trillo.

"Me transmitió tranquilidad y dijo que no me preocupara", afirmó Moreno. Según el alcalde, Zapatero le comunicó esta decisión durante una conversación con dirigentes socialistas que conocen este polémico traslado en los pasillos del Parlamento andaluz el sábado de la pasada semana, tras el acto de toma de posesión de Manuel Chaves como presidente de la Junta de Andalucía.

En ese encuentro informal, Moreno transmitió al presidente del Gobierno su "intranquilidad" por un traslado que considera "un capricho personal, una actuación injustificable y arbitraria con la que Trillo derrocha dinero público".

El alcalde de San Fernando justificó su rechazo al traslado y sus críticas al anterior titular de Defensa en la existencia de un informe interno de la Armada que desaconseja la unificación de las dos escuelas existentes en España en Cartagena. Este estudio consideraba que la decisión era perjudicial desde el punto de vista "económico, profesional y funcional".

El informe, llamado Racionalización de instalaciones. Concentración de escuelas, concluye que, por criterios de "practicabilidad y aceptabilidad", el mejor emplazamiento es San Fernando. Este documento aporta tres razones fundamentales: el traslado a Cartagena significará un aumento de los costes, provocará "una disminución de la calidad de la enseñanza" y requerirá el traslado de medios y personal. Moreno recordó también que la Junta y PSOE calificaron este traslado como una "cacicada" y una "catetada" de Trillo.

"Hay testigos"

Tras explicar sus argumentos a Rodríguez Zapatero, éste garantizó a Antonio Moreno que estudiarán este traslado. "Me pidió que no me preocupara", insistió el alcalde. "Hay testigos de lo que me dijo. Confío en su palabra y en su sensibilidad, de ahí que hayamos paralizado nuestras protestas para que la Escuela de Infantería se quede en San Fernando", afirmó Moreno.

El alcalde emplazó al nuevo ministro de Defensa, José Bono, a que "paralice" este traslado y que "sea sensible" también con la petición municipal para que se desafecten terrenos militares en desuso que permitan la expansión económica y turística de San Fernando.

Antonio Moreno se mostró "comprensivo" con la preocupación inmediata del Ministerio de Defensa ante el regreso de las tropas de Irak, por lo que afirmó que darán al ministro Bono "un margen de confianza" que expirará el 30 de junio. "Lo que no queremos es llegar al 1 de septiembre sin una decisión", dijo el alcalde de San Fernando, quien afirmó que la permanencia de la Escuela de Infantería de Marina y que se desafecten terrenos del acuertelamiento de Camposoto "son vitales para el futuro de la ciudad". "Esperemos que el nuevo ministro no se olvide de nuestras reclamaciones. En caso contrario, nos tendrá en Madrid manifestándonos", avisó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2004