LA POSGUERRA DE IRAK

La reina jordana lidera una masiva protesta antiterrorista

La reina Rania de Jordania encabezó ayer por la mañana en Ammán una manifestación patriótica a favor de las fuerzas de seguridad y contra el terrorismo, en la que participaron más de 250.000 personas. La marcha fue convocada por las organizaciones políticas y profesionales tras la desarticulación de un compló perpetrado por Al Qaeda, que estaba preparando un ataque químico en la capital que hubiera podido suponer la muerte de cerca de 80.000 ciudadanos, según desveló uno de los terroristas en una confesión difundida por la televisión el pasado lunes.

"Esta marcha demuestra hasta qué punto el mantenimiento de la seguridad y la estabilidad es no sólo una responsabilidad de las fuerzas de seguridad, sino también una responsabilidad de todo el pueblo", aseguró la soberana minutos después de que se pusiera en marcha la manifestación, en la sede del Gremio de Comercios, y enfilara las avenidas más importantes y céntricas de la capital para dirigirse hasta la sede del Parlamento.

Más información

Detrás de la reina Rania, cerrando filas, se encontraban los líderes de los principales partidos políticos, de las organizaciones sindicales y profesionales, diputados, profesionales liberales y un buen número de funcionarios a los que se les había dado una mañana de asueto para que participaran en la manifestación. La única fuerza ausente fueron las organizaciones islámicas, que aseguraron a través de un portavoz que nadie les había invitado a participar en la concentración, esgrimiendo una excusa detrás de la cual se esconden importantes disidencias con el Gobierno, con respeto al tratamiento que se ha venido dando a la lucha contra el terrorismo y la guerra en Irak.

Muchos de los manifestantes llevaban pancartas, otros retratos del rey Abdalá, pero sobre todas las insignias dominaba la bandera de Jordania, que iba acompañada de gritos rítmicos, en los que se daban vítores a las fuerzas de seguridad, por la desarticulación del compló terrorista, se reivindicaba la protección del país y se insistía en una idea central: la de conseguir la estabilidad y la seguridad. El presidente del Parlamento de Ammán, Abdelaziz Al Majali, cerró el acto con un vibrante discurso pronunciado en las escalinatas del Parlamento en el que instó una y otra vez a los manifestantes a "defender la estabilidad del país".

La manifestación de ayer coincidió con una campaña de prensa en la que participan las principales empresas y sociedades del país, que han empezado a llenar las páginas de los principales periódicos con anuncios, en los que se da las gracias al soberano y a las fuerzas policiales por el éxito de la operación, que desarticuló el ataque terrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de abril de 2004.

Lo más visto en...

Top 50