_
_
_
_

El Ejecutivo de CiU dejó sin resolver 120.000 ayudas para rehabilitación

El Gobierno catalán no concederá este año ayudas a la rehabilitación, salvo que se trate de casos de urgencia. El motivo es múltiple: las 120.000 solicitudes acumuladas, correspondientes a los años 2002 y 2003, que no fueron resueltas por el Gobierno de CiU. Los expedientes se amontonan en el suelo y no han sido analizados ni informatizados, según explicó ayer la directora general de la Vivienda, Carme Trilla, que no dudó en calificar la actuación del anterior Ejecutivo de "despropósito".

Se preveía que hubiera entre 7.000 y 8.000 solicitudes anuales, nunca las 120.000 que se han producido en dos años. Se ignora cuáles tendrán derecho a las ayudas, pero se supone, afirmó Trilla, que la mayoría estarán dentro de la norma. De modo que la primera medida ha sido el freno a nuevas concesiones.

La segunda medida del Gobierno catalán ha sido destinar a esos expedientes, para los que no había previsión presupuestaria, los 24 millones de euros que debe recibir este año de la Administración central por este concepto, así como habilitar una partida de otros 40 millones para esas peticiones atrasadas. En el próximo ejercicio se habilitarán otras partidas, hasta alcanzar 80 millones. Las familias que presentaron la solicitud en 2002 ni siquiera han recibido respuesta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_