Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de zonas de carga y descarga complica el tráfico en Valencia

La Cámara urge a ordenar la distribución y plantea un centenar de propuestas para ello

Valencia, la tercera capital española según diversos parámetros, también lo es en actividad comercial. La ciudad contaba en 2002 con 12.856 establecimientos comerciales minoristas y es el comercio el que genera alrededor del 75% de las operaciones de carga y descarga de mercancías, según la Cámara de Comercio de Valencia. Este transporte, además, crece desde hace décadas y lo seguirá haciendo. Evolución que choca con la escasez de zonas de carga y descarga, que la entidad urge a ordenar y mejorar en un informe en el que realiza un centenar de propuestas de solución.

En Valencia hay un comercio por cada 55 habitantes, según datos de 2002 recogidos en el informe. Un denso entramado que precisa de la distribución de mercancías y que por las carencias en la planificación complica la convivencia en la ciudad.

"El transporte urbano de mercancías ha aumentado dramáticamente en las pasadas décadas", explica el informe. Y lo va a seguir haciendo, ya que se estima que el número de vehículos de reparto que circulan por Valencia crece cada año un 5%. Los cambios de estrategia (el comerciante reserva cada vez menos espacio a almacenar mercancías y requiere de suministro más frecuente) pero también nuevos hábitos como el comercio electrónico o la telecompra, "multiplicarán" las furgonetas de reparto y complicarán el panorama. Este aumento tendrá cada vez "un mayor impacto en el tráfico" y en la calidad de vida ciudadana. La Cámara defiende que lograr una distribución de mercancías "ágil y ordenada" debe ser un "objetivo estratégico" para Valencia y entiende que los "responsables políticos deben ser conscientes" de la necesidad de buscar soluciones globales.

La Cámara defiende la necesidad de ganar zonas de carga y descarga. En 2001, Valencia tenía 912 plazas para estas actividades, es decir, una por cada 15,19 establecimientos. El informe recomienda lograr 1 plaza por cada 7 comercios. A la escasa dotación, en cualquier caso, se une que son zonas muchas veces utilizadas por particulares o vehículos no comerciales y, en otras, que están alejadas del comercio y complican operaciones que en el 75% de los casos son manuales.

El informe contiene hasta 105 propuestas. Por un lado, entiende que la Administración debe actualizar "el desfasado y escaso marco normativo que regula esta actividad". Por otro, que el sector privado también debe hacer esfuerzos, y menciona la concentración de empresas o la modernización de flotas, entre otras temas.

Diversos actores en un escenario común que la cámara quiere sentar en una mesa para buscar soluciones. Algunas de ellas pasan por elaborar una ordenanza consensuada que regule la carga y descarga, crear una mesa de trabajo de carácter mixto público-privado sobre la distribución urbana de mercancías, fomentar el transporte público o aumentar las plazas de aparcamiento públicos.

Carmen Villena, jefa del área de desarrollo empresarial y secretaria de la comisión de transporte de la Cámara, explica que la entidad va a dirigirse al Ayuntamiento de Valencia y a las Consejerías de Transporte y Comercio para activar "lo antes posible" un foro en el que participen todos los sectores. "La solución no puede ser solamente una", añade, y las propuestas no deben ser excluyentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004