_
_
_
_
_
Reportaje:

Andaluces en serie

Un grupo de escolares de Olivares (Sevilla) se queja de los tópicos sobre el sur en las comedias de televisión

Manuel Planelles

¿Por qué en la mayoría de las series de televisión de producción española los andaluces están estereotipados? ¿Por qué cuando aparece en la pantalla un acento del sur está unido a la gracieta y al chiste? ¿Por qué el andaluz es siempre el portero o la chacha en las series?

Un buen día, un profesor entra en una de las aulas del Instituto Heliche en Olivares, a 15 kilómetros de la capital hispalense, y lanza unas preguntas parecidas a estas. Dentro, le atienden sus alumnos. Ninguno tiene más de más de 17 años y este curso han elegido la asignatura optativa de Información y Comunicación.

El profesor es Pablo Gutiérrez y lleva dos años dando clase en el instituto. Los alumnos son Rocío Casa, David Camúñez, Loli González, Marcos García, Paloma Richart y Antonio José Díaz. El tema a discutir en clase: los tópicos sobre los andaluces en las televisiones españolas. "Nosotros veíamos las series normalmente y no nos dábamos cuenta... Pero cuando lo dijo el profesor nos pareció muy mal", apunta uno de ellos.

Lo que no les gustó a estos alumnos de cuarto de ESO fue que en Ana y los siete (TVE) la cocinera, "inculta y cotilla", tuviera acento andaluz; que en Aquí no hay quien viva (Antena 3) el portero y chico de los recados, inocente y "vago", tuviera acento andaluz; que en Los Serrano (Telecinco) el camarero, que no dueño del bar, tuviera acento andaluz y fuera "el graciosillo..."

El profesor les pidió que analizaran algunas series y ellos, después de realizar el trabajo, decidieron enviar una carta a los periódicos. David Camúñez, de 16 años, explica sus conclusiones: "Nos pintan muy mal, como si fuéramos vagos, cotillas, incultos (...) Aunque Andalucía sólo es una parte de España, de aquí también han salido grandes artistas, actores, poetas..."

Este grupo de alumnos tiene claro cómo les gustaría aparecer retratados en televisión: "Queremos que nos muestren como a los demás trabajadores. Somos bromistas, pero también cultos. Nos gustan las fiestas, pero no estamos todo el día de fiesta. No queremos ni estar por debajo ni destacar". Loli González, también de 16 años, apostilla: "También queremos que aparezca algún empresario andaluz".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta opinión no sólo la mantiene este grupo de escolares. Patricio Gutiérrez, defensor del Oyente y el Telespectador de Canal Sur, también cree que en las cadenas, normalmente estatales, se utilizan "tópicos sobre los andaluces porque se piensa que con ellos se puede hacer reír, pero, para una parte del público, resulta muy denigrante".

Gutiérrez critica el roll que desempeñan los personajes con acento andaluz. Suelen ser personas "indolentes y vagas". "Pero la realidad es distinta, sólo hay que ir temprano a una autovía para ver como la gente se levanta para ir a trabajar; somos gente normal". Para Gutiérrez las productoras y emisoras tendrían que hacer un esfuerzo "por eliminar los tópicos instalados".

El portero

El actor cordobés Fernando Tejero (Días de Fútbol) es Emilio todas las noches de los miércoles en Antena 3. Interpreta el papel del portero y chico de los recados del edificio en el que se desarrollan los enredos de Aquí no hay quien viva, una serie televisiva de la productora Miramón Mendi, la misma que se encarga en Televisión Española de Noche de Fiesta -José Luis Moreno es el productor ejecutivo de esta compañía-.

En el último capitulo, Emilio, un portero algo bobalicón, vago y bocazas, intentaba mantener una cita con una chica. Pero los vecinos se aprovechaban de su inocencia y se lo impedían. Emilio, que tiene una curiosa utilización del lenguaje y acento andaluz, vive en un cuchitril en la portería de la finca. Su sueldo no parece que de para mucho. Duerme con su padre en la misma cama.

Aquí no hay quien viva, una de las series de más éxito esta temporada, es una idea original de Iñaki Ariztimuño y Alberto Caballero.

La asistenta

La actriz Luisa Martín era la Juani en la serie de televisión Médico de familia. Representaba el papel de la asistenta andaluza de la familia Martín. Como buena chacha de televisión, habla con una curiosa mezcla de dichos y refranes.

Médico de familia, de Globomedia -la exitosa productora del polifacético Emilio Aragón-, consolidó en España un género dentro de las series televisivas. Se trata de una fórmula que parece asegurar el éxito de público: Llegar al mayor número de espectadores intentando que todos los miembros de la familia se vean reflejados.

Después de la Juani, parece que ninguna serie de televisión que se dirija a un público familiar puede dejar de tener su asistenta andaluza. Así, Ana y los siete, otro de los éxitos de esta temporada en TVE también tiene su chacha con acento. Aurora Sánchez interpreta en la serie a Manuela, una cocinera que no puede reprimir sus impulsos cotillas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel Planelles
Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_