Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La parricida de Girona sale del psiquiátrico para declarar

Victoria C., la mujer de 58 años que fue detenida el domingo acusada de matar a su madre, supuestamente estrangulándola o asfixiándola con unos cojines, padecía una profunda depresión desde hacía tiempo, según explicó Alfredo Aguilar, juez de paz del municipio de Capmany (Girona). La presunta parricida, que compartía la vivienda con su madre en el pequeño municipio gerundense, fue detenida el domingo por la tarde. Los agentes encontraron a la madre muerta y a la mujer con cortes en las muñecas. Fue trasladada al hospital de Figueres para curarla e ingresada en un centro psiquiátrico del que salió ayer para declarar. Ayer también se practicó la autopsia de la anciana.

El marido de la detenida, concejal socialista del pueblo, estaba en la casa cuando se produjo el parricidio, pero no se percató de nada, y después fue él mismo el que avisó al juez de paz para comunicar la muerte de su suegra. Encontró el cadáver de la anciana tendido en la cama y después vio a su mujer en el lavabo, sangraba por los cortes producidos en las muñecas.

La detenida declaró ayer en la comisaría de los Mossos d'Escuadra de Figueres, adonde ha sido trasladada tras abandonar el centro psiquiátrico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de abril de 2004