Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Millie Jeffrey, feminista y defensora de los derechos laborales

Millie Jeffrey, cofundadora de la Asamblea Política Nacional de Mujeres y durante 70 años estratega de campañas entre bastidores, no solamente para hacer avanzar los derechos de la mujer, sino también la organización del trabajo y la igualdad racial, murió de causas naturales el 24 de marzo en una residencia de la tercera edad de Detroit. Tenía 93 años.

Jeffrey abrió nuevos caminos para las mujeres en el sindicato del automóvil en los años cuarenta; se manifestó con Martin Luther King Jr. y James Meredith en los años cincuenta y sesenta, y se convirtió en una consejera en la sombra de las mujeres que buscaban poder político en los años setenta y ochenta. Desempeñó un papel fundamental en la lucha histórica de Geraldine Ferraro por la vicepresidencia en el equipo demócrata de 1984.

"Puede que sea pequeña de estatura y de talante modesto, pero es una mujer muy fuerte", dijo el presidente Clinton cuando le entregó la medalla presidencial de la Libertad en 2000, junto a otros condecorados más conocidos, como Jesse Jackson, el general retirado Wesley Clark y el economista John Kenneth Galbraith.

Nacida en Alton, Iowa, su madre fue la primera farmacéutica que se registró en Iowa, en 1908, y crió sola a siete hijos después de que su marido la abandonara. La familia se trasladó desde su pequeña ciudad de Iowa a Minneapolis, para que Jeffrey y sus hermanas pudieran asistir a la universidad.

En la Universidad de Minnesota, a finales de los años veinte, donde estudió Psicología, Jeffrey tuvo contactos con el socialismo y se involucró en movimientos progresistas. Se unió a un capítulo radical de la YWCA (asociación de jóvenes cristianas) que había adoptado públicamente una postura de apoyo a la integración racial. En compañía de una condiscípula afroamericana, contribuyó a erradicar la segregación racial de los restaurantes próximos a la universidad que rechazaban a los comensales negros. Más tarde llegó a ser miembro vitalicio de la Asamblea Nacional para el Progreso de las Personas de Color.

Tras licenciarse en Psicología en 1932, Jeffrey asistió al Bryn Mawr College, cerca de Filadelfia, y obtuvo un master en Economía Social y Sociología en 1934. Como no encontró muchas perspectivas de trabajo en los años de la Depresión, se lanzó al sindicalismo. Pronto se encontró organizando a tejedores para la Amalgama de Trabajadores Textiles de Estados Unidos y dirigiendo programas educativos para la Junta de Camiseros de Pensilvania.

Se casó con Homer Newman Jeffrey en 1936, tuvieron dos hijos y se divorciaron en los años cincuenta. En 1944 ella se trasladó a Detroit para dirigir el recientemente formado Departamento de la Mujer del Sindicato del Automóvil, convirtiéndose en la primera mujer directora de un departamento del sindicato.

Organizó la primera conferencia de mujeres del Sindicato del Automóvil para luchar contra los despidos masivos de trabajadoras en las fábricas, que eran reemplazadas por ex combatientes que volvían de la Segunda Guerra Mundial.

Durante las tres décadas siguientes, hasta su jubilación en 1976, Jeffrey sirvió en una gran variedad de puestos sindicales.

Contribuyó a fundar la Asamblea Política Nacional de Mujeres en 1971, y fue una de sus primeras presidentas nacionales. A mediados de los años setenta, dirigió un grupo de trabajo de la Asamblea que presionó con éxito para lograr un cambio en las normas de la Convención Nacional Demócrata, exigiendo que la mitad de los delegados de la convención fueran mujeres. La convención de 1980 fue la primera en celebrarse bajo esta norma.-

Millie Jeffrey.
Millie Jeffrey.ASSOCIATED PRESS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS