Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Colinas abre un ciclo dedicado a María Zambrano

"Usted y yo, que hace tiempo que nos conocemos..." fue el arranque de una carta que María Zambrano (1904-1991) envió al poeta Antonio Colinas y el comienzo de una buena amistad. "Poco después de esta carta la conocí en Ginebra. Zambrano fue amiga y maestra ya que mi propia obra poética está bajo su amparo", recordó ayer Colinas, autor entre otras obras de Libro de la mansedumbre y Premio Nacional de Literatura en 1982.

Su conferencia titulada 'Una aproximación a El hombre y lo Divino de María Zambrano' inició ayer el ciclo Filosofiá y poesía, dedicado a la filósofa y poeta malagueña en el centenario de su nacimiento y organizado por el Círculo de Bellas Artes de Madrid. "Elegí esta obra de Zambrano porque contiene su mensaje más esencial. Parte de los símbolos del mundo grecolatino para desvelar muchas de las claves de su pensamiento. El

pitagorismo y los elementos órficos desembocan en un humanismo, un sentido de la piedad muy propio de Zambrano. Ella misma valoró mucho este libro y a mí es el que más me gusta", explicó Colinas.

Editada originalmente en 1955, en el prólogo a la segunda edición de 1973, la filósofa, alumna de Zubiri y José Ortega y Gasset, sugería que el título El hombre y lo divino convenía de alguna manera a toda su obra. Una obra pendiente de una edición completa, tal y como reclamó ayer Colinas: "Nos falta una edición de la obra completa de María Zambrano, exenta, que nos permita una aproximación global". María Zambrano y Claudio Rodríguez, o La idea del 'claros' son dos de los temas que se tratarán en el Círculo de Bellas Artes. Un ciclo que se prolongará hasta el mes de noviembre y en el que participarán Massimo Cacciari y Pedro Cerezo, entre otros. Victoria Atencia, José Miguel Ullán o Antonio Gamoneda son algunos de los poetas que intervendrán en las lecturas de los versos de Zambrano que precederán a las conferencias.

Número especial

El centenario de la autora de Claros del bosque

, Filosofía y poesía, o Hacia un saber sobre el alma también ha sido objeto de un homenaje por parte de la revista Archipiélago, que le dedica un número especial coordinado por Jesús Moreno Sanz.

Personaje central de los círculos intelectuales de la República, tras la Guerra Civil María Zambrano comienza un exilio que la llevará a Francia, Cuba, México, Roma o Ginebra. Galardonada con el Premio Príncipe de Asturias en 1981, no será hasta 1984 cuando finalmante regrese a España. Archipiélagos recoge una geografía de este peregrinaje, una cronología y una bibliografía esencial. Los testimonios de amigos y familiares y el análisis de su obra a cargo de Rosa Mascarell o Isabel Escudero, entre otros, se suman al texto inédito de Zambrano

'Sobre la música'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2004