Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asociación vizcaína de padres separados cumple 10 años pidiendo custodia compartida

La Asociación vizcaína de Padres y Madres Separados, La Terraza, celebró el pasado fin de semana sus 10 años de existencia con distintos actos festivos. Sin embargo, este aniversario pone de relieve que su principal demanda aún no se ha logrado: la custodia compartida de los hijos menores. "Parece que las autoridades son ahora más sensibles. La ley del Divorcio tiene que cambiar, porque está hecha en 1981 y la sociedad ha cambiado. Exigimos la custodia compartida de los hijos tras el divorcio", indica Amaia, socia fundadora y actual secretaria de la asociación (www.euskalnet.net/terraza), que apunta como uno de los logros de esta década de actividad el haber formado una Federación de Asociaciones por la Custodia Compartida (FACC) a nivel estatal. "Esta ley no puede seguir más tiempo en vigor. La madre-tipo de 1981 y el padre-tipo de 1981 ya no existen, los pdres ahora no tienen las mismas motivaciones, ni la misma relación", corrobora Sergio Villa, presidente de la asociación desde 1999.

La Terraza se fundó en 1984 y, en la actualidad, cuenta con más de 160 socios, "aunque tenemos ficha de más de setecientas personas", asegura Amaia. De los socios, el 80% son hombres y un 20%, mujeres. "Normalmente, ellos son los que dejan de ver a los hijos con el divorcio.

Falta de equilibrio

Aunque la ley dice que es uno de los progenitores, sin especificar cuál, el que debe quedarse con la custodia tras la separación, la realidad es que en el 93% de los casos los jueces le otorgan esa custodia a la mujer. Luego al padre y en menor medida a la Diputación", comenta Amaia. "Hay más custodias para la madre que para el padre. La custodia va emparejada a la vivienda y a una pensión para los hijos. No hay un equilibrio", insiste Villa.

También asegura que las madres que no tienen la custodia tienen un problema añadido. "Muchas no quieren aparecer por la asociación y quienes lo hacen no quieren que su nombre se sepa. Por vergüenza. Piensan en que van a tener rechazo social si se sabe entre su círculo que el juez no les ha otorgado a ellas la custodia sino al ex marido".

La secretaria de La Terraza es consciente de que muchos hombres no desearán esa custodia compartida. "Pero tienen que tener la oportunidad. La ley debe contemplarlo así, aunque muchos luego no la quieran", dice, y afirma que la petición de su asociación exclusivamente piensa "en el menor, no en la madre o el padre". De la misma manera, opina que, una vez logrado que la custodia compartida se contemple en la ley de Divorcio, habría que ser "muy tajante" si se incumpliera el régimen establecido por el juez.

Desde la FACC, y en Vizcaya así lo hace La Terraza, se ha enviado una circular al resto de asociaciones para que se unan con su firma en la lucha por la custodia compartida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004