Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moralzarzal planea edificar en una zona protegida 2.672 pisos

Los vecinos se oponen a un "crecimiento desproporcionado del pueblo"

El Ayuntamiento de Moralzarzal está decidido a construir 2.672 viviendas en Los Praderones, una finca situada a 3,5 kilómetros del casco urbano, que está protegida medioambientalmente y que es suelo no urbanizable; 1.162 serían de VPO -según lo establece la Ley del Suelo-, y 387, VPT (viviendas de precio tasado, cuyos precios los fija la Comunidad). La Comunidad ya ha rechazado la edificación en esta zona en dos ocasiones. Ahora, el Ayuntamiento ha elaborado un nuevo plan y ha propuesto la creación de un comité de estudio. Los vecinos están en contra de este "crecimiento abusivo".

El principal objetivo del Ayuntamiento de Moralzarzal, situado dentro de la reserva natural de la sierra de Guadarrama, es construir en Los Praderones, una zona en la que abundan los afloramientos graníticos, que explotaron los canteros de la localidad hace años y donde los ganaderos llevan a sus reses a pastar. Al menos es lo que se desprende de los sucesivos intentos por conseguir que se cambie la calificación de este solar (de suelo no urbanizable de especial protección a urbanizable). La Ley Estatal del Suelo, 6/1998, no lo permite, ni tampoco el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama, publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 23 de septiembre de 2002.

El alcalde de la localidad, José María Moreno Martín (PP), propuso en el pleno del pasado martes la creación de un comité de estudio del plan después de que, según confirmaron fuentes municipales, se reuniera con el consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, y éste no le diera "muchas expectativas de la aprobación". Está previsto que mañana se celebre una reunión informativa con los miembros de la oposición (Plataforma Democrática de Moralzarzal, PSOE, CDS e IU) y los técnicos que elaboraron el plan para acercar posturas. Las asociaciones de vecinos no están convocadas.

El nuevo avance de plan, elaborado por el actual director general de Urbanismo y Planificación Regional de la Comunidad, Enrique Porto Rey -por un importe de 299.640 euros- presenta problemas, según explican los vecinos en la misiva remitida a la presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre. Se quejan de la lejanía de las viviendas sociales del centro de la localidad y de la ubicación de éstas en terrenos protegidos medioambientalmente. También destacan la existencia de unas 2.600 firmas en las que los vecinos solicitan que se cumpla con la legislación vigente y que se replantee un crecimiento mínimo en la localidad, "y no un aumento de los terrenos y viviendas privadas a construir para así también aumentar sin necesidad la vivienda asequible". La plataforma vecinal se escuda, de igual forma, en las negativas de la Comunidad a cambiar la calificación del suelo de Los Praderones, y a hacer lo propio en la Dehesa Vieja, un espacio también protegido y donde se ha pretendido crear equipamientos, viviendas sociales y colegios, o un campo de golf.

Dos fracasos previos

Construir en Los Praderones es un proyecto que el Ayuntamiento de Moralzarzal viene gestando desde tiempo atrás. En mayo de 2000, el Gobierno propuso que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) contemplara la ocupación de 145 hectáreas del término municipal, al norte, hasta el límite de los municipios de El Boalo y Becerril de la Sierra, de suelo no urbanizable protegido por su aptitud ganadera y valor paisajístico, además de otros cambios. La Dirección General de Calidad y Evaluación Medioambiental dictaminó en marzo de 2001 que se debían eliminar los suelos urbanizables "aislados del casco" de la ciudad, entre ellos Los Praderones.

El vigente PGOU de Moralzarzal fue aprobado definitivamente en enero de 2003, aunque el Consejo de Gobierno presidido por Alberto Ruiz-Gallardón dio el visto bueno, en octubre del año anterior, a la revisión de las normas subsidiarias de Planteamiento General, a excepción de Los Praderones, cuya clasificación como suelo para urbanizar se denegaba. El dictamen se amparaba en informes emitidos por las consejerías de Urbanismo y de Medio Ambiente. Este último advertía de los peligros que tenía construir en esa zona por las "implicaciones medioambientales", y ponía de manifiesto la "extraordinaria presión que con esta nueva ocupación se produciría sobre los espacios naturales del pie del monte serrano y en el propio parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares, lo que provocaría un previsible deterioro de sus valores medioambientales". El informe señalaba, además, que urbanizar en Los Praderones iba en contra de la Ley Estatal del Suelo, 6/1998, de 13 de abril, por lo que debía seguir considerándose como suelo no urbanizable de especial protección ambiental.

Los vecinos no están conformes con esta reforma por el "crecimiento abusivo que plantea", y han solicitado una reunión con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Los responsables municipales de otras localidades próximas, como la alcaldesa de El Boalo, Carmen Díaz Carralón, del PP, se han mostrado preocupados por el proyecto de Los Praderones. "Hablamos de una densidad muy importante de viviendas, y desconocemos las soluciones de alcantarillado o de accesos que se les va a dar", dice la alcaldesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004