Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA AGRARIA

Agricultura aplaza el debate sobre aplicación de la PAC

El Ministerio de Agricultura, de acuerdo con las peticiones de los dirigentes socialistas, ha aplazado los debates sobre la aplicación de la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en España. La conferencia sectorial, que se celebra hoy en la sede del departamento de Atocha, se limitará a tratar asuntos de trámite. Se considera una conferencia puramente testimonial, como una despedida entre el ministro de Agricultura en funciones, Miguel Arias Cañete, y los consejeros de Agricultura de las comunidades autónomas.

En la conferencia sectorial celebrada a finales del pasado año, con la oposición de Cataluña y País Vasco, se logró un primer acuerdo por el que la aplicación de la reforma de la Política Agrícola Común se aplicaría en 2006, frente a las diferentes opciones abiertas por Bruselas, que iban desde 2005 a 2007.

Sin embargo, al igual que han hecho ya otros países comunitarios, España debe decidir con urgencia el sistema de pagos desvinculados de la producción para aquellas producciones donde Bruselas ha dejado abiertas varias posibilidades, como son los casos del ovino y el caprino, el vacuno o los cultivos herbáceos.

Abandono de cultivos

En relación con estas decisiones, en un primer momento las posiciones mayoritarias en el sector y en la propia Administración se inclinaban por rechazar la posibilidad de desvinculación total para evitar abandonos de cultivos, sobre todo en zonas de bajos rendimientos. Sin embargo, frente a esas posiciones iniciales, en este momento existe una mayor presión en medios agrarios para que el agricultor o ganadero tenga asegurado un cobro fijo por su explotación y que posteriormente opte por los cultivos que más le interesen.

Se considera que la obligatoriedad de mantener las tierras en buenas condiciones de laboreo para cobrar las ayudas serán suficientes para evitar abandonos generalizados.

El orden del día previsto por el ministerio prevé analizar la territorialización de fondos destinados a la puesta en marcha de programas de carácter agrario, y que ya cuentan con el visto bueno de la comisión sectorial. Entre otros programas, en el marco de las acciones vinculadas al desarrollo rural, la distribución territorial se destinará al apoyo para obras de infraestructura y equipamiento, programas de diversificación de la economía rural y medidas de acompañamiento. Asimismo, se prevé el reparto de fondos para la mejora de la transformación y comercialización de productos agrícolas, silvícolas y de la pesca.

En el terreno agrícola, las comunidades autónomas también contarán con fondos para la promoción de nuevas tecnologías en maquinaria, prevención y lucha contra plagas, así como fomento de agrupaciones fitosanitarias y del asociacionismo agrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004