Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joan Colom expone imágenes de la calle y gentes de Barcelona

El premio Nacional de Fotografía quiere ser "notario de una época"

El fotógrafo Joan Colom (Barcelona, 1921) capta las imágenes que le emocionan. "Yo hago la calle. Con mis fotografías yo busco ser una especie de notario de una época". Colom repetía ayer la frase que inicia su exposición en la Fundación Telefónica, de Madrid (Fuencarral, 3, www.fundacion.telefonica.com, hasta el 23 de mayo), con las series sobre el Barrio Chino barcelonés, el mercado del Born y el barrio Somorrostro, entre 1958 y 1964.

Lleva una Nikon colgada, pero Joan Colom asegura que durante 35 años ha trabajado con la misma cámara (Leica M2), el mismo objetivo (35 milímetros) y la misma película (Tri-x). La exposición, montada por el Ministerio de Educación y Cultura y la Fundación Telefónica, con motivo de la concesión del Premio Nacional de Fotografía 2002, recoge la primera parte de su trabajo, sobre todo el realizado en los bajos fondos del Barrio Chino (hoy Raval), de Barcelona, a finales de los años cincuenta y comienzos de los sesenta.

Las 154 fotografías seleccionadas por el autor y los comisarios de la muestra, David Balsells y Jorge Ribalta, proceden de unas 600 copias que han tirado entre el millar que conserva en su archivo. En el montaje, las nuevas copias se diferencian por el marco, colocadas junto a otras de época, procedentes de otras exposiciones, que en su mayoría forman parte de los fondos del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), de un inicial depósito de la Agrupación Fotográfica de Cataluña. En unas vitrinas figuran otros dos momentos de la difusión de la obra de Colom, como el libro Izas, rabizas y colipoterras (Lumen, 1964), con texto de Camilo José Cela, y la formación del grupo El Mussol en 1960.

"Yo hacía sin saberlo fotografía social. Me atraen y me emocionan determinadas situaciones, que me encuentro en la realidad. A los 83 años sigo haciendo fotos que me apasionan tanto como las primeras, pero en la misma línea de trabajar en la calle y la gente", declaró ayer ante las imágenes de prostitutas, indigentes, niños, personajes de la calle, captados de forma clandestina, sin mirar por el visor, disparando por debajo de la cintura.

"No tenía más remedio que hacer así las fotos pero es más real, salvo con los chicos, que les gusta posar. No es una manera traidora, porque tengo muchas fotos, como mujeres con los senos al aire en las Ramblas, que no las ha visto nadie y me las guardo". Colom añade que hace 40 años veía un entorno y unos personajes para captar con fuerza expresiva y por su valor humano. "Me siento más identificado con esta zona concreta de Barcelona, porque veo al hombre más como hombre, un ser humano, que es distinto del que encontramos más allá de las Ramblas".

La mayor parte del montaje está dedicado a la serie de La

calle, con obras entre 1958 y 1961, y una película en 8 milímetros que rodó hacia 1960 en los mismos escenarios del barrio chino, el Paralelo y las Ramblas. Esta cinta fue rescatada por los comisarios, David Balsells y Jorge Ribalta cuando montaron la exposición del MNAC en 1999. Opinan que las imágenes de Colom "combinan la sequedad testimonial de la vida del subproletariado urbano con la modernidad del fotorreportaje vanguardista".

La exposición incluye una serie sobre el mercado del Born, de 1963, con los trabajos y oficios, y otra sobre el barrio gitano de Somorrostro, al año siguiente, por encargo de El Correo

Catalán, que recogen "una memoria crítica de la vida de las clases populares", según los comisarios, en la zona que hoy ocupa Fòrum 2004. A partir de 1964, Colom dejó la fotografía, por un pleito por una imagen, que retoma en los ochenta, en la misma línea y lugares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 2004