Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo Picasso de Barcelona dedicará una exposición al antibelicismo del artista

'Arte y utopía', en el Macba, abordará durante el Fórum la relación entre poesía y política

La obra antibelicista por excelencia es el Guernica. Picasso condensó en ella todo el horror de la guerra moderna con sus indiscriminados bombardeos sobre la población civil. Pero no fue, ni mucho menos, la única obra antimilitarista del artista. El Museo Picasso de Barcelona presentará, en el marco del Fórum de las Culturas, la exposición Picasso: guerra y paz, que reunirá unas 320 obras sobre el tema. También relacionada con el eje Las condiciones de la paz del Fórum se presentará la muestra Arte y utopía. La acción restringida, con la que el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) abordará la relación entre poesía y política en la creación del último siglo.

Explica Pierre Daix que la primera vez que Picasso cogió un avión en su vida fue en 1948 para asistir al Congreso de Intelectuales por la Paz celebrado en la ciudad polaca de Wroclaw. Dibujó el emblema de este nuevo movimiento pacifista, que no podía ser otro que una paloma, una de las muchas que iría dibujando para otros congresos similares. La exposición que presentará el Museo Picasso entre el 25 de mayo y el 26 de septiembre se centra en el periodo más politizado del artista, entre los años treinta y principios de los sesenta. No es que antes de la Guerra Civil española el artista fuera apolítico, pero fue a partir de entonces cuando Picasso, que murió conservando el carnet del Partido Comunista, tuvo una posición pública más claramente antimilitarista.

En conjunto serán unas 320 obras entre pinturas, dibujos, litografías, esculturas, cerámicas y documentos. "No estará el Guernica, no tanto porque haya problemas técnicos de conservación con su traslado, sino porque existe el acuerdo tácito de que es mejor no moverlo de su actual ubicación en el Reina Sofia", indicó ayer María Teresa Ocaña, directora del Museo Picasso y comisaria de la exposición. Habrá, esto sí, dibujos y pinturas relacionados con esta pieza emblemática, así como otras obras significativas como Masacre en Corea (1951), en la que denunciaba la intervención estadounidense en el país asiático, y bocetos preparatorios para los plafones de La guerra y la paz que en 1954 se instalaron en la capilla del castillo de Vallauris.

La exposición se presentó ayer en el mismo museo junto a las otras tres muestras coproducidas por el Fórum en los centros museísticos de la ciudad que abordan el tema de la paz. Se trata de En guerra, en el Centro de Cultura Contemporánea; La belleza del fracaso / El fracaso de la belleza, en la Fundación Miró; y Arte y utopía. La acción restringida, en el Macba.

Poesía o política

Esta última es una de las más ambiciosas que ha programado el museo barcelonés. Incluirá unas 900 obras, que ocuparán dos plantas del centro de autores tan dispares como Odile Redon, Manet, Walker Evans, Jeff Wall, Godard o Buster Keaton. El director del Macba, Manuel Borja-Villel, señaló ayer que la exposición pretende "reescribir el arte del siglo XX" a partir de la revisión del papel que tuvo el poeta Stéphane Mallarmé en la construcción de los pilares de la actual creación contemporánea. "A lo largo del siglo XX se han ido produciendo dos fenómenos aparentemente antagónicos que enfrentaban la voluntad de experimentación formal con la tradición de intentar hacer pedagogía para transformar la sociedad", indicó Borja-Villel. Es decir, la dicotomía entre Marx o Mallarmé, entre política y poesía, que a juicio de Borja Villel es una oposición superada porque "es posible un arte que sea poético y político al mismo tiempo". La conclusión, añadió, es que "la única utopía posible está en el lenguaje".

Durante el Fórum podrán verse otras 15 exposiciones en diversos centros de la ciudad relacionadas con el evento y en el entorno del recinto se realizarán cuatro intervenciones permanentes en el espacio público a cargo de los artistas Tony Oursler, Eulàlia Valldossera, Cristina Iglesias y Fischli & Weiss. También habrá una exposición con unas veinte obras seleccionadas en la pasada edición de Arco en el interior del Edifici Fòrum que han diseñado los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de marzo de 2004