Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saura pide a asociaciones de inmigrantes su colaboración para el futuro Estatut

El consejero de Relaciones Institucionales y Participación de la Generalitat, Joan Saura, pidió ayer a los representantes de entidades dedicadas al ámbito de la inmigración que en "15 días o tres semanas" hagan llegar sus aportaciones para incluir en la redacción del nuevo Estatut. Saura señaló que en 1979, cuando se redactó el actual texto, "había retos, como el de la inmigración, que no existían".

Por todo ello, destacó la necesidad de que el nuevo Estatut "considere las nuevas competencias en materia de inmigración" que la Generalitat reclama al Gobierno central. A la espera de una futura reforma estatutaria, Saura pidió al PSOE "un cambio en políticas de inmigración de 180 grados" y "la cesión de competencias". Saura se mostró confiado en que el futuro Gobierno socialista "ponga menos trabas" para que la Generalitat pueda "desarrollar su propia política en materia de inmigración", algo que con el Ejecutivo del PP "ha sido totalmente imposible", reconoció.

El consejero de Relaciones Institucionales se reunió con representantes de SOS Racismo, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) y la Coordinadora de Entidades de Inmigrantes para analizar la situación de los colectivos de inmigrantes, tras los atentados de Madrid. Durante el encuentro, los representantes de estas entidades, firmantes de un reciente manifiesto para reclamar a la sociedad que evite reacciones racistas tras los atentados del 11-M, trasladaron "su preocupación" por los posibles brotes xenófobos que puedan surgir a partir de ahora, explicó Saura.

Ante esta hipotética situación, Saura se comprometió a "tomar medidas" y a "hacer pedagogía" desde la Generalitat. En este sentido, señaló que "el lenguaje que se utiliza, especialmente desde los medios de comunicación, es fundamental porque no puede hablarse de terrorismo islámico o vasco, vinculando terrorismo con una religión o una procedencia.

No criminalizar

Aunque tras los atentados de Madrid no se ha producido ningún caso concreto de racismo, el presentante de SOS Racismo, Claude Bonfils, afirmó: "Nos ha causado alarma el rechazo que ha despertado la construcción de una mezquita en la población de Reus y especialmente las reacciones contrarias de un concejal del PP". El portavoz de SOS Racismo recordó que "entre los heridos y los muertos del 11-M hay un porcentaje muy alto de trabajadores inmigrantes, muchos de ellos sin papeles", por eso reclamó a la sociedad que no criminalice a este colectivo "para no añadir más víctimas a las que ya lo son".

En el mismo sentido se posicionó el portavoz del Colectivo de Entidades de Inmigrantes, Alejandro Erazo, quien afirmó que el 11-M "reveló que hay muchos inmigrantes que trabajan sin papeles en España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004