La reforma de la banca saca a la luz cientos de ilegalidades en China

El vicepresidente de un banco, investigado por crímenes económicos

Una oleada de escándalos de corrupción sacude el sector financiero chino. El más reciente ha alcanzado en plena línea de flotación a uno de los cuatro grandes bancos, el Banco de China. Su vicepresidente, Liu Jinbao, ha sido destituido y está siendo investigado por supuesta implicación en "crímenes económicos". Para los analistas se trata de la punta del iceberg de un fenómeno conocido, pero que está creciendo con la aceleración de las reformas bancarias de cara a la entrada de la competencia extranjera en 2006.

"Aunque no hubieran salido a la luz los casos de corrupción, se sabe que existen. En un gran sistema bancario como el chino, poco eficiente en los viejos tiempos, ¿cómo imaginar que no había corrupción?", explica Stephen Cheung, catedrático de Finanzas en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong.

Liu Jinbao, que también fue director de la filial del Banco de China en Hong Kong, había sido trasladado el pasado mayo a Pekín y estaba siendo sometido a control sobre los créditos ilegales que concedió al magnate inmobiliario de Shanghai Zhou Zhengyi, uno de los hombres más ricos de China, que también se encuentra detenido. Su caso se suma al de Liang Xiaoting, también ex alto cargo de esta entidad, acusado de haber aceptado sobornos valorados en 302.000 euros. Y en diciembre pasado, Wang Xuebing, el anterior director del Banco de la Construcción, otro de los cuatro grandes, fue sentenciado a 12 años de cárcel por aceptar comisiones. Había sido despedido en enero de 2002 por haber otorgado créditos de forma irregular cuando era responsable del Banco de China.

Aunque algunos de estos casos vienen de años atrás, las denuncias se han intensificado recientemente coincidiendo con el anuncio del Gobierno de que va a redoblar la lucha contra la corrupción que impera en muchos sectores de la sociedad, desde empresas estatales a funcionarios del Gobierno, pasando por la policía. La Comisión Reguladora Bancaria, órgano puesto en marcha a principios de 2003, ha hecho públicos los resultados de una campaña de inspecciones llevada a cabo el año pasado por todo el país, durante la cual detectó la utilización ilegal de fondos de las entidades en más de 1.200 lugares. Algunos corresponden a agencias de los cuatro grandes (los dos mencionados más el Banco Industrial y Comercial y el Banco Agrícola), que están inmersos en un proceso de saneamiento de su abultada cartera de malos créditos ante su futura salida a Bolsa.

Pero, ¿cómo se explica esta oleada de corrupción? "Algunos son casos de malas prácticas, de desfalcos. Pero éstos no hay que confundirlos con los otros miles. Hay cosas que se han hecho en China durante 50 años y que hoy, según y cómo, son delito", dice un directivo bancario europeo, buen conocedor del país.

"El trabajo de los bancos era prestar a las empresas estatales. El dinero pasaba de la mano izquierda a la mano derecha. Pero ahora, con el cambio a la economía de mercado, tienen que analizar si el cliente puede devolverlo", explica Cheung. Y ahí es donde entran los favores y las recompensas en ocasiones, según el ejecutivo europeo: "Las empresas estaban acostumbradas a solicitar créditos sin preocuparse. Ahora, algunas los tienen que pedir como un favor, lo cual puede ser arbitrario".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción