Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa dice que el informe "reservado" de inteligencia sobre el Yak-42 coincide con un parte enviado al Congreso

El jefe de prensa del Ministro de Defensa, Alberto Martínez Arias, remitió ayer la siguiente carta a EL PAÍS, que se reproduce íntegramente:

"El miércoles día 18 EL PAÍS titula en portada: Defensa mantiene en secreto dos informes que criticaban los vuelos a Afganistán, y se apostilla en la información que no se han hecho alusiones a ellos, ni en las comparecencias parlamentarias del Ministro Trillo-Figueroa ni en la extensa documentación entregada a la Cámara.

Esa misma mañana en un comunicado oficial el Ministerio de Defensa niega la existencia de esos informes secretos, previos al accidente del Yak-42. En una rueda de prensa celebrada en este Ministerio el mismo periodista que firmaba la información en EL PAÍS pide al Ministro Trillo precisiones sobre la existencia de los documentos y éste aclara que el atribuido al CNI no existe y que el elaborado por el CISET (Centro de Inteligencia y Seguridad del Ejército de Tierra) probablemente se refiera al presentado en abril de 2003 por el Comandante Miguez y entregado en su día al Parlamento.

En ese documento, que lógicamente no es secreto, se exponían distintas incidencias en un vuelo de un Ilihusyin-76. Pese a ello, el periódico EL PAÍS del jueves 19 de febrero insiste en la existencia de los informes, aunque ya no afirma que fueran previos al accidente del Yak-42.

Con toda rotundidad, no existen más informes previos al accidente aéreo de Turquía que los que han sido entregados al Parlamento y que el propio periódico recogió en su día. Hay un informe de misión sobre Afganistán firmado por un Teniente Coronel del CISET de 28 de abril, que es reservado, no secreto, y que contiene, entre otras muchas apreciaciones de distinto tipo, una relativa a los vuelos de traslado de personal, que es la que literal e íntegramente se recoge en el parte de incidencias del Comandante Miguez entregado públicamente en el Congreso de los Diputados.

Entre las conclusiones y propuestas de ese informe de misión, que insisto no es secreto sino reservado, el Teniente Coronel que lo firma dice literalmente: "En la medida de lo posible se debería realizar (el transporte de personal al teatro de operaciones) con aviones de pasajeros contratados (chárter)...".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2004