Calor gubernamental

La conferencia de la ministra de Medio Ambiente logró ayer congregar a la práctica totalidad del equipo de gobierno municipal de Valencia, a quienes se encomendó la misión de dar calor al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que hizo de presentador, y a la propia Elvira Rodríguez. El Gobierno valenciano también acudió en pleno; así como el presidente de las Cortes Valencianas, Julio de España, y el portavoz parlamentario del PP, Serafín Castellano, que mostraba un semblante serio.

El acto, organizado por el Foro de Opinión, se inició con la presentación de la presidenta de la entidad, Amparo Caballer, que no se deshizo en elogios hacia Francisco Camps como suele hacer cuando el invitado es Eduardo Zaplana. Sin embargo, fue nombrar a Camps y una parte del auditorio arrancó en aplausos que acabaron por arrastrar al resto de la concurrencia. Aplausos que se repitieron más tarde cuando el presidente de la Generalitat agradeció la presencia de varios representantes de entidades de regantes y agricultores. Toda una demostración de que la presencia de Camps también puede llenar auditorios como hace el presidente regional del PP, Eduardo Zaplana.

El ministro de Trabajo fue ayer el gran ausente en la conferencia de la ministra de Medio Ambiente. Su presencia y la del número dos de su candidatura, el también ministro José María Michavila, estaba anunciada en la entrega de unos premios en Alzira de la Diputación de Valencia. Sin embargo, Zaplana y Michavila no acudieron finalmente al acto organizado por Fernando Giner.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de febrero de 2004.