Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique VIII, un futbolista real

Le gustaba la bebida, las mujeres y gastar dinero, por lo que, para algunos, no es sorprendente que el rey Enrique VIII de Inglaterra fuera también un amante del fútbol. ¿Fue el primero en usar botines de fútbol? La prueba de que el monarca Tudor se divertía con el "bello juego" la defiende una académica de la Universidad de Southampton, según recogía la BBC británica. La experta en textiles, María Hayward, ha encontrado lo que podría ser la primera referencia histórica específica a los botines de fútbol. Un par de botas, que costaron cuatro chelines, forman parte de un inventario del vestuario de Enrique VIII, catalogado tras su muerte en 1547. Y las botas fueron especialmente hechas para jugar fútbol. Entre las 17.000 pertenencias del rey, Hayward encontró que el zapatero real le hizo unos zapatos especiales para jugar al fútbol que eran más caros que los que usaba para otros deportes, quizá más pesados y su cuero, más fuerte. Los botines no sobrevivieron y es imposible estar seguro de que la teoría sea cierta, pero ésos pudieron haber sido los primeros del mundo. Enrique VIII, además de ser amante de joyas, palacios y carrozas personalizadas, era un fanático de los zapatos y se mandaba a hacer 20 o 30 pares a la vez. En el caso de los botines, el "estilo Tudor" tendría que haber sido bastante resistente, pues el fútbol que se jugaba en esa época -si se le puede llamar así- era un alboroto con muy pocas reglas y, frecuentemente, muchos heridos. Lo que hace más interesante el descubrimiento de que Enrique VIII tenía sus propios botines de fútbol es que él mismo prohibió el juego en 1548, argumentando que ese deporte incitaba al desorden.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2004