OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Religión, fuera de la escuela

Para la Ministra de Educación, hay que descalabrar a los centros públicos, para que no sean una buena competencia del negocio privado, es decir, hay que quitarles medios o quitarlos de en medio. Pero no hay que preocuparse, que para compensarles se ha empeñado en que todos los chicos y chicas del país tengan educación religiosa, al mismo nivel que las matemáticas o la historia.

Se aburrían en sus despachos y en su genialidad, decidieron que iban a rematar un poco más el sistema educativo, y fieles a las enseñanzas de sus antecesores decidieron rescatar esa asignatura tan práctica como es la religión.

¿La alternativa? Estudiar una religión, será estudiar la Historia de las religiones, pero ¿quién estudiará seis religiones pudiendo estudiar una sola y verdadera?. Y para terminar de apañar la cosa, tienen el detalle de mostrarnos un avance del Juicio Final, pues elijas la opción que elijas, contará para la media y para la repetición del curso. Vamos ni que decir tiene que millares de chavales y chavalas están histéricos saltando de alegría. Qué emocionante va a ser su elección de estudios sabiendo que esa nota puede dejarnos sin estudiar la carrera deseada. Nadie da más.

Esto sin duda es un adoctrinamiento en toda regla. Los niños pequeños con sus mentes fácilmente manipulables creerán a pies juntillas lo que les cuenten y así hasta los 18 años. ¿ No es España un país aconfesional?. La falsa alternativa a la religión no es una educación cívica, pues sus principios no parten de ideas, de la ciencia, sino de creencias, es decir, no tienen valor universal.

Los padres pueden desear que sus hijos aprendan un sistema de creencias, pero esa no es función de la escuela pública, sino de ellos mismos. Lo mismo pasa con los símbolos religiosos .Que cada uno los tenga en su casa o en lugares donde se congreguen, los que así piensen, pero no deben de tener cabida en los centros de enseñanza pública, salvo que queramos un museo de iconos de todos los tamaños y colores incluso anarquistas, agnósticos y otras especies.

Se quiere restablecer en binomio de Iglesia y Clase Dominante tanto a nivel ideológico como económico y para ello nadie mas idóneo que el PP, partido ciertamente contradictorio pues mientras que el Papa se mostraba contrario a la guerra, estos católicos tan aficionados a salir en fotografías con su director espiritual, hacen de su capa un sayo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Maldita sea su hipocresía. Les da igual que los afectados protesten y se desgañiten, su soberbia y su dependencia vaticanil siempre se imponen a la razón y a la cordura. Esto y lo que venga se arregla con los votos. La falsedad de los dirigentes impone un movimiento civil lo suficientemente fuerte como para tumbar estas y otras leyes que nos hacen retroceder a los tiempos del nacional-catolicismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS