Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Belén recrea la tensión, el color y la ironía del teatro de García Márquez

La presentación en Santander el viernes de Diatriba de amor contra un hombre sentado, la única obra de teatro de Gabriel García Márquez, fue acogida por el público del Palacio de Festivales con más de cinco minutos de aplausos. La obra, dirigida por José Carlos Plaza, con escenografía de Gerardo Vera, cuenta con Ana Belén, que interpreta los parlamentos de Graciela, una mujer que, con un lenguaje corpóreo, colorista y cargado de ironía, reprocha la apatía y el desconocimiento del mundo femenino de su marido (Josu Ormaetxe, que con un repertorio limitado de monosílabos y gruñidos crea momentos de tensión dialéctica entre los dos personajes, sin distraer la atención del espectador hacia Graciela, la única protagonista).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2004