Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercedes Peón acerca los sonidos del Atlántico al Mediterráneo en la recta final del festival VEO

La intérprete gallega Mercedes Peón sedujo a las más de 2.000 personas convocadas la noche del viernes en la plaza de la Virgen de Valencia, dentro del festival València Escena Oberta (VEO). Durante el concierto, la intérprete coruñesa dio rienda suelta a su portentosa capacidad para invocar la tradición gallega más ancestral y conjugarla con la actualidad a través de un universo propio que incluye numerosas influencias. Además de cantar, tocó la gaita, el clarinete y diversos instrumentos de percusión, en un concierto que acercó los sonidos del Atlántico a orillas del Mediterráneo. Entre canción y canción, Mercedes Peón habló de la importancia de las raíces de las culturas y de su transmisión de generación en generación.

También hubo tiempo para agradecimientos. La cantante dedicó unas palabras a las muestras de solidaridad recibidas con motivo del hundimiento del petrolero Prestige. De hecho, en la plaza de la Virgen de Valencia volvieron a verse la noche del viernes algunas pegatinas de Nunca Mais.

Fue una de las actuaciones estelares del festival que empezó con otro plato fuerte, el espectáculo de Farruquito en el Palau de la Música. El colofón lo pondrán esta noche (20:00) la compañía argentina Puja Teatro con el espectáculo Kosmos, en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Se escenifica una ceremonia a la que el público asiste con la mirada fijada en el cielo. En las obras de esta compañía se mezclan técnicas de circo, acrobacia, deportes de altura, danza, teatro, escalada, pirotecnia, vídeo y música en vivo. Si el pasado año, la bailarina y coreógrafa Sol Picó representó una danza amorosa entre grúas y bailarines, en el fin de VEO, este año, Puja se vale de una estructura aérea circular que se encuentra sujeta por una grúa a 40 metros de altura. El público puede acceder de manera gratuita a la explanada de la plaza del Ayuntamiento.

Antes de Kosmos, VEO ofrece en el Centre Cultural Bancaixa (a las 12 y 16 horas) una sesión de música y danza contemporánea para transmitir a los niños el valor de la expresión corporal, a cargo de la compañía Aracaladanza. Visto y no visto está pensado para niños a partir de cinco años. Además, el bailarín y coreógrafo Juan Domínguez presenta en la Sala Matilde Salvador de la Nave su ultimo espectáculo Todos los buenos espías tienen mi edad (20:30).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2004