Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oropesa y Cabanes mantienen paradas las licencias en torno a Mundo Ilusión

Fabra sugirió en Fitur levantar la suspensión, lo que permitiría urbanizar

El proyecto impulsado por tres constructores de urbanizar 10 millones de metros cuadrados alrededor del futuro parque temático Mundo Ilusión choca con la suspensión de licencias que en mayo decretó el Consell sobre "el ámbito territorial objeto del proyecto Mundo Ilusión", que afecta tanto a Oropesa como a Cabanes. El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, anunció, en la pasada feria de turismo Fitur, su intención de instar a la Consejería de Infraestructuras a que levantara dicha suspensión

El levantamiento de la suspensión es imprescindible para poder presentar un programa de actuación integrada (PAI) con el fin de ejecutar cualquier desarrollo en la zona. La presentación de dicho programa es uno de los fines con los que se planteó la creación de las sociedades Mundo Ilusión Costa Azahar y Real Estate Mundo Ilusión, que actualmente están formadas por representantes del grupo Lubasa, el titular de PGP, Pedro Gimeno, y el constructor Enrique Ortiz. La intención del programa es desarrollar cerca de 10 millones de metros cuadrados y ceder dos millones a la Generalitat para la construcción del parque.

El decreto del pasado mes de mayo sostiene que la empresa pública Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, SA, que se hizo cargo del proyecto impulsado desde el principio por el presidente de la Diputación, Carlos Fabra, "está promoviendo el desarrollo de Mundo Ilusión, que constituye uno de los grandes proyectos que el Consell de la Generalitat está impulsando para desarrollar el sector turístico de la provincia de Castellón, y que se basa en la creación de un centro de ocio sobre el mundo de la magia y del circo".

El Consell decidió suspender la concesión de licencias, días antes de las pasadas elecciones municipales, con el fin de "preservar la viabilidad de la nueva ordenación a establecer en el plan especial que desarrolle el proyecto Mundo Ilusión, actualmente en elaboración". Con ese objetivo, establecía la prohibición de autorizar la realización de obras, de la que, únicamente, quedaba exenta la Administración pública en el caso de que hubiera de realizar "obras, instalaciones y servicios públicos que sean compatibles con el citado proyecto".

La suspensión afecta a unos nueve millones de metros cuadrados de suelo entre los municipios de Cabanes y Oropesa. El parlamentario de Esquerra Unida, Ramón Cardona, ya denunció, el pasado mes de noviembre, la venta masiva de terreno en la partida del Brosseral, de Cabanes. Según el diputado, el comprador era Jesús Ger, propietario del complejo hotelero Marina d'Or, en Oropesa, que, pese a pujar por entrar en las sociedades recientemente creadas, ha quedado, finalmente, fuera de ellas. Ger podrá erigirse como urbanizador particular, en el caso de que el programa urbanístico que se presente incluya sus terrenos, o presentar un programa alternativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2004