Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush intenta demostrar que cumplió el servicio militar

El presidente de Estados Unidos quiere demostrar que cumplió debidamente el servicio militar. Acosado por las comparaciones con el líder demócrata John Kerry, que sirvió ejemplarmente en la guerra de Vietnam, Bush ordenó anoche la publicación de todos los documentos que prueban su mili en la Guardia Nacional. Así lo afirmó ayer la Casa Blanca, después de que los demócratas hayan sugerido que Bush se libró de la guerra gracias a sus influencias en un cómodo servicio militar muy en la retaguardia. Uno de esos documentos ya fue hecho público esta semana.

El senador John Kerry, mientras tanto, asegura que está preparado para responder a las embestidas políticas que aumentarán a medida que avance la campaña electoral. Kerry, que ayer recibió el respaldo del ex general Wesley Clark, es el favorito para enfrentarse al presidente Bush el próximo 2 de noviembre. Ayer fue preguntado por primera vez públicamente sobre un supuesto affaire con una mujer que, según los rumores esparcidos por una publicación en Internet, habría salido de Estados Unidos y estaría viviendo en África.

En una entrevista en la cadena de televisión MSNBC con el conocido y polémico locutor radiofónico Don Imus, Kerry dijo que "no tiene nada de lo que hablar" y que no le preocupa el asunto, para añadir que está preparado para recibir ataques y que es consciente de que la ofensiva ya ha empezado: "Absolutamente, y creo que ya estamos viendo las pruebas. Sabemos exactamente a dónde quieren ir, y estoy listo para ello, porque he estado en estos asuntos desde hace tiempo".

El Partido Republicano, preocupado por los sondeos que dejan al descubierto que Bush es vulnerable y que su credibilidad ha quedado dañada con Irak y con las dudas sobre el historial militar presidencial, ha enviado a seis millones de direcciones de Internet un vídeo en el que dice que el senador Kerry "no tiene principios" y que está en manos de los grupos de presión. Según Ed Gillespie, presidente del Partido Republicano, "los demócratas van a organizar la campaña electoral más sucia de la historia".

"Voy a contraatacar"

"He vivido competiciones duras, he sido sometido a escrutinio y examinado por todos lados, y creo que se van a llevar una sorpresa. Voy a contraatacar. Soy un luchador", dijo Kerry, que añadió: "Esta gente intentarán todo con tal de cambiar de temas. Pero los temas son los tres millones de empleos perdidos en los últimos años, una cobertura médica que no está al alcance de millones de personas y niños que no reciben una educación decente".

En Wisconsin, que celebra el martes las primarias, John Kerry recibió el apoyo formal de su anterior rival, Wesley Clark: "Señor, permiso para subir a bordo: el Ejército está aquí", le dijo el ex general de cuatro estrellas al antiguo teniente de Marina que ganó medallas en Vietnam. "Bienvenido a bordo", le dijo Kerry.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de febrero de 2004