De la Torre propone derruir un palacio del XIX para mostrar una torreta nazarí

Un edificio del siglo XIX está en el origen del conflicto que mantienen el Ayuntamiento de Granada y la Consejería de Cultura sobre la restauración del Cuarto Real de Santo Domingo, un palacete con jardines declarado Bien de Interés Cultural que encierra una torre nazarí (qubba) del siglo XIII.

El Consistorio dio ayer un paso para intentar desbloquear las obras, que se encuentran paralizadas desde hace meses por la negativa del equipo de José Torres Hurtado (PP) a conservar el palacete, como quiere la Junta.

El municipio propuso derribar el edificio que, desde hace dos siglos, contiene la qubba -cuyo interior está decorado con yesería, azulejos, celosías y suelo de mármol- para edificar delante de ella una pequeña construcción que permita su visión desde el exterior y sirva para protegerla de las inclemencias del tiempo. El inmueble a derruir, de dos pisos, oculta totalmente la fachada delantera de la torre nazarí, de la que sólo se puede ver el tejado.

Cultura insiste en que el palacio debe conservarse y propone que se utilice como equipamiento cultural. La Consejería justifica su postura por un informe del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico y expertos de diversas universidades españolas que dictaminó "la importancia de los elementos superpuestos al conjunto arquitectónico original".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS