OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Ciudad caótica

En Valencia se observa un cambio de fisonomía. Por un lado, se hacen avenidas anchas y espaciosas, y por otro, calles que quedan angostas. Junto al parque sobrado queda la población apiñada. Se hacen andenes de bicicletas donde no caben los peatones. Y donde sí caben allí se les olvida. Queremos dar impresión de prosperidad hacia fuera, cuando los propios valencianos padecen mil y una trapisondas. Valencia al final será maravillosa, pero ahora la están condenando a ser una ciudad caótica en donde no se puede aparcar, transitar, ni vivir. Con el pretexto de la Copa de América cambiarán nuestras costas y puertos y todo será negocio. Cuando todo acabe será maravilloso vivir en Valencia pues de la misma manera que llegarán miles de turistas también lo harán miles de gorrillas que se quedarán. La Valencia del futuro promete ser maravillosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de febrero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50