Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

¡De mayor, canalla!

Es lo que me imagino, que muchos jóvenes contestarían a la repetida pregunta, que se hace y se ha hecho siempre, "y tu, ¿qué quieres ser de mayor?". Y digo, que este sería el deseo de una parte considerable de los que contestarían al interrogatorio, por que solo hace falta encender la televisión, para ver, que si tienes las "virtudes" de insultar, despreciar, machacar, ridiculizar, humillar, desprestigiar, etc. tienes cabida en los programas de televisión, cobrando muchos miles de euros, y sin necesidad de tener que madrugar como lo hacen tus padres para ir a trabajar y ganar infinitamente menos.

A los padres de estos adolescentes solo les queda lo más "fácil", que es apagar la televisión o cambiar de canal, educarlos con los "defectos" de la tolerancia, la solidaridad, la humildad, el no egoísmo, etc., Para los progenitores, esta guerra es larga, dura y tortuosa, pero merece la pena luchar en ella, aunque el poder de las fuerzas enfrentadas sea tremendamente desigual y descompensado, y el salir victorioso sea muy difícil, pero no imposible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 2004