Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los jueces que daban euskera dejó las clases tras la muerte de Lidón

Más de la mitad de los jueves que estudiaban euskera dejaron las clases tras el asesinato del magistrado de la Audiencia de Vizcaya José María Lidón, en noviembre de 2001. Las medidas de seguridad impuestas a los jueces, que deben variar sus horarios y llevar escolta, es una de las principales causas de este descenso.

En 2001, casi un tercio de los miembros de la judicatura vasca se encontraba inmersos en procesos de euskaldunización. De los 58 jueces que estudiaban euskera, sólo 27 siguieron con sus clases un año más tarde. También se registró en el mismo plazo de tiempo un importante descenso entre los fiscales (del 13% al 4%) y entre los secretarios judiciales (del 24% al 15%).

Ante las dificultades para continuar sus estudios de euskera por las medidas de seguridad que se deben adoptar, el Departamento de Justicia ha facilitado un sistema informático de aprendizaje. De los seis jueces destinados al País Vasco en la última promoción, dos son euskaldunes.

La polémica sobre la presencia del euskera en la justicia se ha reavivado esta semana con las reacciones del mundo nacionalista a unas declaraciones del nuevo presidente del Tribunal Superior, Fernando Ruiz Piñeiro, en las que afirmó que, para ejercer como tal, "un juez no necesita el conocimiento de una lengua cooficial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de enero de 2004