Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Reválida para políticos

La esposa de Fox y cinco ministros mexicanos opositan a la dirección del PAN

Sentados en los pupitres de un colegio federal, la esposa del presidente de México, cinco ministros (Gobernación, Comunicaciones, Asuntos Exteriores, Agricultura y Desarrollo) y otros 1.500 cargos del gubernamental y conservador Partido de Acción Nacional (PAN) debieron examinarse de matemáticas, geometría, política, estatutos o historia para optar a uno de los 300 puestos del Consejo Nacional. Este órgano directivo será determinante en la designación del candidato presidencial del partido en las elecciones del año 2005. "La señora Marta (Marta Sahagún) ha estudiado mucho", informó su marido, Vicente Fox.

El aprobado en la singular reválida, extemporánea y fútil, según varios dirigentes, permite un asiento en la segunda instancia directiva del PAN, después de la Asamblea Nacional. "Es un trámite burocrático innecesario y excesivo", sostuvo el graduando Francisco Barrio, jefe del grupo de diputados, citado como uno de los eventuales candidatos a la nominación presidencial, junto a la esposa del presidente y el secretario (ministro) de Gobernación, Santiago Creel. "El partido debería estar volcado en vincularse con la sociedad, utilizando su energía en otras cosas y no complicándose a sí mismo", agregó Barrio.

Los aspirantes tuvieron que afrontar pruebas de geometría, matemáticas y estatutos del partido

La vinculación del PAN con la sociedad mexicana data de 1939, fecha de su nacimiento contra la sofocante hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI), constituido 10 años antes por Plutarco Elías para facilitar el tránsito del caudillaje revolucionario hacia unas instituciones a la medida. El PAN, segunda minoría en el Congreso, fue fundado por Manuel Gómez en coalición con la Unión de Estudiantes Católicos y propugnó relaciones con la dictadura de Franco (1939-1975). Obtuvo su registro en el año 1948, y uno después cuatro de sus miembros fueron elegidos diputados. Evolucionó hacia una derecha moderada. Su brega por la democracia y el libre mercado es antigua, y en su seno conviven modernizadores, ideólogos dogmáticos y católicos anteriores al Concilio de Trento.

La reválida determinará la composición del Consejo Nacional, que define las políticas del partido, elige a su presidente nacional y aprueba los presupuestos y las plataformas electorales. Las pruebas de acceso se desarrollaron el domingo en el Centro Universitario México de la capital. Al menos 30 senadores, 50 diputados y cientos de funcionarios, alcaldes y militantes tomaron asientos en sus pupitres para responder a 400 preguntas, divididas en cuatro bloques: psicometría; habilidad matemática, razonamiento abstracto y gramática; lectura de comprensión, estatutos e ideario del PAN, y conocimientos básicos.

La oposición obliga a hincar los codos, según se desprende de las declaraciones del presidente de la república, Vicente Fox, después de asistir a misa, con su hija Paulina, en Guanajuato: "Todo estará bien. Estudió [su esposa] bastante. Lo va a pasar". El texto que debieron leer Marta Sahagún y Santiago Creel versó sobre la profesionalización de la política. A la aprobación del examen sigue el refrendo del candidato en otras instancias partidistas y la definitiva consagración en el Consejo Nacional, por la Asamblea Nacional, el próximo 2 de mayo.

Nuevamente, la esposa de Fox fue requerida sobre sus ambiciones presidenciales, que fueron negadas el pasado fin de semana por el presidente del PAN, Luis Felipe Bravo Mena. "¿No se descarta como candidata a la presidencia?", le preguntaron a Marta Sahagún, miembro del PAN desde 1988. "No", respondió. "En política todo tiene su tiempo: mi proyecto ideológico es el del PAN y mi proyecto político es el del presidente (Fox), y creo que Acción Nacional garantiza el cauce institucional para poder continuar esta política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004