_
_
_
_

Antonio de la Rosa cobró del Gobierno de CiU 51.000 euros anuales sin realizar una función concreta

Antonio de la Rosa Martí, hermano del financiero Javier de la Rosa, ha estado trabajando durante seis años para la Generalitat sin realizar una tarea concreta y percibiendo un sueldo bruto anual de 51.226 euros. En concreto, Antonio de la Rosa ocupó el cargo de responsable de la Unidad Técnica de Seguimiento del Régimen Económico de los Entes Locales, adscrito al Departamento de Gobernación, según publicó ayer El Mundo. Empezó a trabajar el 17 de febrero de 1998 y fue destituido el pasado 12 de enero.

El titular de Gobernación en aquella época era Xavier Pomés, quien ayer defendió la legalidad de esa contratación. Según el ex consejero, Antonio de la Rosa era un alto funcionario del Ayuntamiento de Barcelona que decidió dejar la Administración municipal para trabajar en la autonómica. "Existe un amplio trasvase de funcionarios entre administraciones y éste fue un caso más", explicó Pomés a EL PAÍS. ¿Y es normal que un alto funcionario cambie tan fácilmente de trabajo? Pomés considera que sí y recordó que, al darse cuenta del parentesco de Antonio de la Rosa, se interesó por si estaba imputado en alguna de las causas que afectaban a su hermano Javier, y al saber que no, accedió a su contratación.

Pomés no pudo precisar el trabajo concreto que realizaba Antonio de la Rosa, abogado de profesión, ni siquiera si fichaba. También negó de manera tajante que su contratación le hubiese sido impuesta por Convergència i Unió (CiU).

La contratación a dedo que describió Pomés contrasta con la versión de los hechos que ayer ofreció la coalición nacionalista. Según su portavoz parlamentario, Felip Puig, el proceso para cubrir la plaza que ocupó Antonio de la Rosa se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat (DOG), así como la adjudicación y el sueldo que percibía. Puig sostiene que la difusión de estas noticias referidas a Antonio de la Rosa "obedece a la voluntad por parte del actual Gobierno de esconder y dejar en segundo plano los nombramientos de otros hermanos como altos cargos de la Generalitat".

Por su parte, el portavoz del Gobierno catalán, Joaquim Nadal, aseguró que esta contratación "puede ser la punta del iceberg" y anunció que este tipo de casos se evaluarán de manera "crítica". En opinión de Nadal, "poco importa la persona" y lo realmente trascendental es que no ejerciera ninguna función. "Lo que importa es la utilización no apropiada y quizá incluso fuera de lugar y de ley de unos recursos públicos para unos encargos no satisfechos", aseguró Nadal. El portavoz del Gobierno subrayó que "éste y otros casos no son tanto cuestiones que afecten al carácter familiar de la persona implicada como, sobre todo, a la efectividad de la utilización de los recursos". Por su parte, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, señaló sobre Antonio de la Rosa: "Debía de estar en mi época", y se negó a realizar cualquier comentario sobre la contratación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_