Reportaje:GESTIÓN Y FORMACIÓN

El primer ejecutivo gana un poco de tiempo

Los consejeros delegados tienen 18 meses, dos más que en 1997, para mostrar su valía

Los primeros ejecutivos de las grandes empresas viven contra el reloj. Deben demostrar en poco tiempo a inversores, empleados y otros grupos de interés su capacidad para liderar la compañía. En Estados Unidos estos colectivos les dan exactamente 18 meses para demostrar su valía, según el último estudio La reputación de los CEO (consejeros delegados), que elabora la consultora de comunicación Burson-Marsteller en colaboración con RoperASW. Aunque puede parecer un periodo corto para un trabajo difícil, supone dos meses más que el que daban los encuestados en 1999. Los primeros ejecutivos permanecen en su cargo entre cuatro y cinco años de media.

De entre todos los objetivos que deben cumplir los CEO al llegar a la compañía, el informe asegura que se deben dar más premura en ganarse la confianza del consejo de administración. Es lógico, pues de ese órgano depende su continuidad en el cargo. Los encuestados -más de 1.000 consejeros delegados, ejecutivos, analistas financieros, representantes de inversores institucionales, periodistas, miembros del Gobierno y de juntas directivas- les dan 8,49 meses de plazo para lograr cumplir este objetivo.

En menos de un año, los CEO deben ganarse al consejo de administración y a los empleados y desarrollar un proyecto estratégico

La segunda tarea para la que tienen menos tiempo es la de ganarse el apoyo de los empleados (8,57 meses), por delante de la capacidad de desarrollar una visión estratégica (9,18). Para el resto de metas, el plazo supera el año: 13,91 meses para crear un equipo de gestión de calidad, 13,93 para ejecutar las promesas hechas en los tres primeros meses de ejercer el cargo y 17,93 meses para ganarse la credibilidad de los mercados.

Al margen del tiempo, el estudio subraya que el peso de la reputación del CEO en la reputación de su compañía ha crecido en los últimos años: si en 1997 suponía el 40% hoy asciende al 50%.

Por eso es cada vez más importante que estos directivos tengan determinadas cualidades, cuya importancia ha ido cambiando con el paso de los años. La investigación destaca que a los líderes empresariales del futuro se les demandará sobre todo que se comporten éticamente, sean creíbles, habilidad para ejecutar bien los proyectos, una visión clara de lo que quiere hacer, capacidad para crear equipos y comunicarse con sus empleados y astucia financiera.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Amaya Iríbar

Redactora jefa de Fin de Semana desde 2017. Antes estuvo al frente de la sección de Deportes y fue redactora de Sociedad y de Negocios. Está especializada en gimnasia y ha cubierto para EL PAÍS dos Juegos Olímpicos y varios europeos y mundiales de atletismo. Es licenciada en Ciencias Políticas y tiene el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS