Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diputados reformistas iraníes mantienen el pulso a los ayatolás

Un alto dignatario religioso conservador iraní, el ayatolá Mohamed Emami Kashaní, confirmó ayer que el Consejo de Guardianes va a reexaminar con atención las candidaturas a las elecciones legislativas de febrero que fueron rechazadas hace unos días. La medida, que sigue a una intervención del líder supremo, ayatolá Alí Jamenei, no ha hecho cambiar de actitud a los diputados reformistas, que mantienen su encierro en la sede del Parlamento.

"La sentada tiene una sola exigencia: la celebración de elecciones basada en la ley. No haremos compromisos al respecto", declaró Mohamed Reza Jatamí, hermano del presidente Mohamed Jatamí y jefe del principal partido reformista, el Frente de Participación.

Por otro lado, las autoridades iraníes elevan ya a 41.000 los muertos en el terremoto de Bam, según informaba ayer la agencia oficial Irna. De todas formas, la fuente, un ayudante de Jamenei, estimaba que la cifra podía alcanzar los 45.000. Con anterioridad, se había reconocido que las víctimas mortales superaban las 30.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2004