Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Begoña Egurbide investiga la técnica digital en su nueva serie 'Aprendizaje'

La artista exhibe en Girona fotografías sobre la infancia

Se titula Aprendizaje y es la nueva serie de fotografías digitales de grandes dimensiones que la artista Begoña Egurbide presenta en las salas de exposiciones de la Rambla de Girona hasta el 8 de febrero. La exposición, que ha sido producida por el Ayuntamiento de Girona y la Fundación Caixa Catalunya, consta de un vídeo y cinco series de dos, tres o cuatro fotografías cada una que abordan el tema del cambio, la pérdida de la inocencia, la iniciación sexual, la construcción de las emociones, la organización de los recuerdos y la imposibilidad de detener el tiempo.

"En los dos últimos años he llevado a cabo un trabajo, gestado desde la memoria y la distancia con la que recordamos nuestra propia experiencia, que aborda los diversos niveles narrativos generados por los cambios que a lo largo de nuestra vida van configurando nuestro mundo", explica Begoña Egurbide, que empezó a pensar en este proyecto a raíz de una pieza permanente de grandes dimensiones que realizó para la estación del metro de Valldaura, en Barcelona, con la colaboración de Francesca Llopis.

Aprendizaje está concebido como un proyecto en tres fases: 'Infancia' que se presenta ahora en Girona; 'Juventud', que está en fase de producción, y 'La edad de bronce', que se realizará más adelante. "En Aprendizaje intento dar forma a todas las imágenes que forman parte de mi memoria, originando en cierto modo un efecto de tiempo abierto, de relato resquebrajado que el espectador completa con su propia memoria y experiencia", explica Egurbide, apuntando al innovador proceso de realización de las obras.

Técnica innovadora

Se trata de un sistema lenticular de fotografía digital que permite la aparición o desaparición de los diferentes elementos que componen la imagen según la posición del visitante, de modo que éste es quien acaba la obra con su propio movimiento. "Esta tecnología me permite reflejar de forma especialmente eficaz el sistema de construcción de la memoria humana", apunta la artista.

Su trabajo empieza con largas sesiones fotográficas, en las que establece las bases de la narración, construye la situación y el escenario en que se moverán sus protagonistas, en este caso los niños, captados tanto en situaciones cotidianas como ficticias y teatrales. Posteriormente, con un programa informático de manipulación gráfica, Egurbide crea una estructura de capas superpuestas que conceptualmente simula el sistema de construcción de la memoria y prácticamente permite la movilidad de las secuencias. Finalmente, las imágenes son fragmentadas y adaptadas a una lente a través de la cual las percibirá el público.

"Esta tecnología permite reunir en una misma obra ciertas propiedades de la pintura, la fotografía y el cine. Se trata de imágenes especialmente plásticas y siempre en movimiento, que pueden ser leídas como una acumulación de instantes, fuera del control consciente", concluye la artista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de enero de 2004