Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa ignora al juez que investiga la muerte de los espías en Irak

Un mes y medio después de la emboscada en la que murieron siete agentes del Centro Nacional de Inteligencia en una carretera próxima a Bagdad (Irak), el juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso, Fernando Andreu, no tiene conocimiento oficial de qué ocurrió, ni de las circunstancias que rodearon la muerte de los espías, ni siquiera le ha sido comunicado que han sido detenidos los presuntos autores del crimen, según fuentes de la Audiencia.

Sin embargo, el ministro de Defensa, Federico Trillo, ha informado a los medios de comunicación de algunos avances en la investigación, como la detención de 41 sospechosos, pertenecientes al grupo Abu Abdulá, entre los que se encontrarían los autores materiales del ataque.

Nada de esto sin embargo ha sido comunicado al juez Andreu quien, a mediados de diciembre, dirigió un oficio al ministro en el que le pedía que le remitiese un informe sobre lo ocurrido. Hasta el momento, el juez ha recibido los informes de las autopsias realizadas en el Hospital Central de la Defensa, en los que, en apenas 10 líneas, se señala que los agentes presentaban "politraumatismos y destrucción traumática de centros vitales". También ha recibido las pruebas de ADN realizadas por la Guardia Civil para identificación de los fallecidos.

Fuentes de la Audiencia Nacional se quejan de lo que consideran una "instrumentalización del juzgado", ya que tras el traslado de los cuerpos desde Irak fue el Ministerio de Defensa el que acudió al juzgado para legalizar la situación y poder enterrar al día siguiente a los agentes del CNI. Estas fuentes precisan que desde Defensa deberían haber remitido un informe de lo ocurrido. "No se trata de que revelen secretos", agregaron las citadas fuentes, "sino de que informen a la autoridad judicial".

En los próximos días, en caso de que siga sin llegar información alguna, el juez remitirá un nuevo oficio al ministro de Defensa recabando datos de la investigación y probablemente citará al único superviviente de la matanza, José Manuel Sánchez Riera.

"Orden de Sadam"

Trillo aseguró el pasado jueves, en Antena 3, que Sadam "había ordenado semanas antes" del asesinato de los siete agentes españoles en Irak que "los servicios de inteligencia de los tres o cuatro países importantes allí fueran objetivos a batir". Trillo señaló, según un comunicado de la cadena, que los agentes españoles "fueron detectados y se les preparó una emboscada minuciosamente ejecutada".

El ministro insistió en que los agentes del servicio de inteligencia español no fueron objetivo aleatorio y que sus agresores "sabían lo que hacían, porque así se les había ordenado". "Hemos revisado todo el procedimiento de actuación de nuestra gente y, con toda sinceridad, no podemos encontrar motivo de autocrítica". Y añadió que ni los agentes españoles "descuidaron su protección ni eligieron la ruta de una manera precipitada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 2004