Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas dan de baja a 277.340 personas de la Seguridad Social en diciembre

La afiliación a la Seguridad Social cerró el año 2003 con unas cifras por encima de las previsiones: 16.589.561 trabajadores cotizantes, 401.171 más que en 2002. Sin embargo, también se agudizó la tendencia observada en los meses de diciembre, consistente en que las empresas dan de baja a los trabajadores a final de año para volver a contratarlos una vez pasadas las fiestas. En diciembre de 2003 la afiliación registró una caída de 277.340 personas, casi 100.000 expulsiones más que en el mismo mes de 2002. Con esa práctica, las empresas consiguen ahorrarse tanto el salario de las vacaciones como la cotización del trabajador en un periodo por lo general bastante improductivo, dada la acumulación de días festivos.

La caída de la cotización corresponde en un 60% al sector de la construcción. Un total de 171.440 trabajadores fueron dados de baja en esta actividad, según los datos facilitados ayer por el secretario de Estado de la Seguridad Social, Fernando Castelló, en la presentación de estas cifras.

Castelló restó importancia a estas bajas en el sistema, que constituyen un fraude, y las consideró un fenómeno "coyuntural", pese a que se producen cada vez que se avecina un periodo vacacional. El responsable de la Seguridad Social instó a fijarse en el dato de incremento de afiliados en todo el año con respecto a 2002. "Eso es lo importante", subrayó, y descartó nuevas medidas de su departamento para frenar esta práctica fraudulenta.

Tomando como referencia el dato más alto de afiliación registrado en diciembre, logrado el día 15, con 16.894.259 cotizantes, se obtiene que las empresas expulsaron de su nómina a 304.698 trabajadores en las dos últimas semanas del año. El responsable de la Seguridad Social se mostró "convencido" de que esta caída se recuperará a principios de este ejercicio.

Un 4,3% de inmigrantes

La importancia de la inmigración en el mercado laboral español se traduce en el porcentaje que representan: un 4,32% de todos los cotizantes, hasta situarse en 717.641. Su peso es aún mayor si se observan sólo las entradas del último año en el sistema público. Los 401.171 trabajadores de terceros países dados de alta suponen el 16,36% de los nuevos cotizantes, es decir, uno de cada seis.

Además de los inmigrantes, la Seguridad Social tiene contabilizados otros 205.577 trabajadores procedentes de distintos países de la Unión Europea, lo que eleva a casi un millón (923.218) el número de extranjeros dados de alta en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de enero de 2004