Parmalat pedirá hoy a la banca italiana 100 millones de euros para seguir operativa

El interventor exige a Tanzi que diga dónde está el dinero y rechaza su ofrecimiento patrimonial

El interventor de Parmalat y máximo responsable de la firma italiana desde que saltase el escándalo sobre un agujero contable de unos 10.000 millones de euros, Enrico Bondi, se reunirá hoy con la banca italiana para inyectar entre 50 y 100 millones a la compañía. Un dinero imprescindible para que Parmalat siga siendo operativa. Bondi rechazó ayer el ofrecimiento del ex presidente de Parmalat y principal encausado, Calisto Tanzi, de entregar su patrimonio personal para atender los quebrantos de los accionistas. Bondi le dijo que su mejor aportación es decir dónde está el dinero.

Más información
Los investigadores del 'caso Parmalat' estudian si la empresa infringió las leyes antimonopolio

Las autoridades italianas buscan afanosamente que Parmalat no eche el cierre. Hoy, el principal responsable de la compañía, Enrico Bondi, -un gestor experto en el salvamento de empresas, impuesto por el gobierno de Silvio Berlusconi- se reunirá con los grandes bancos italianos para conseguir financiación para Parmalat. Las fuentes consultadas estiman que en un primer momento, el grupo alimentario necesitará entre 50 y 100 millones de euros con el fin continuar sus actividades y evitar, así, que se paralice la cadena productiva.

Enrico Bondi, a quien le fue delegada la gestión de la empresa después que se descubriera un agujero contable de unos 10.000 millones de euros, rechazó ayer el ofrecimiento patrimonial -dos yates, sus acciones y la empresa Parmatours- propuesto por Calisto Tanzi, el fundador y ex director de la multinacional italiana. Bondi aseguró que lo que puede aportar Tanzi es desvelar el destino de los miles de millones que desaparecieron en la nada.

Sobre las pistas del dinero, cobra cada vez más fuerza la hípótesis de una trama en sudamérica. El juez italiano Guido Salvini manifestó en declaraciones a un periódico ecuatoriano que la corte de Ecuador abrirá investigaciones sobre las actividades de Parmalat en este país. Y es que, el último viaje de Calisto Tanzi antes de su encarcelamiento se produjo a este país con motivo del cumpleaños de su esposa. "Es posible que existan otras razones para este viaje", dijo el juez Salvini.

También se confirmó la entrada de la autoridad judicial en un apartamento de Nueva York relacionado con Parmalat. Los investigadores consideran que el material incautado es de gran importancia para la reconstrucción de los hechos.

La Security and Exchange Commission (SEC), principal órgano de supervisión de los mercados estadounidenses que ha calificado el caso Parmalat como "uno de los fraudes financieros más descarados de la historia", envió a Italia a su emisario Lawrence West, con el fin de que inicie una investigación sobre la eventual participación de bancos estadounidenses. Un trabajo que afectará especialmente al Bank of America, una de las 20 instituciones financieras internacionales que desde el 1997 colocó títulos de Parmalat en los mercados por un valor de 500 millones de dólares.

En el centro de las investigaciones se encuentran otras entidades financieras europeas y sus directores serán llamados a declarar, como ya ha ocurrido con el presidente de San Paolo Imi. Según el diario británico Observer, se podría extender a otros bancos, entre los cuales cita JP Morgan, Merrill Lynch y Morgan Stanley. También directivos del Santander Central Hispano (SCH) podrían declarar en la causa ya que Parmalat colocó 250 millones de euros en una filial de la entidad española en las Islas Caimán, dinero que posteriormente recaló en Malta.

Dimisión en Venezuela

Giovanni Bonici, el presidente de la filial venezolana, con un mandato de arresto y que hasta ahora no había sido encontrado, presentó su dimisión a los nuevos responsables de Parmalat. "No soy Bin Laden -dijo Bonici a un cotidiano local- respondo desde mi teléfono móvil, ya hablé con los investigadores italianos y reitero mi disponibilidad de volver a Italia". Como los otros gerentes de la Parmalat, el responsable de la empresa en Venezuela negó la existencia de un "tesoro" de la familia Tanzi escondido en Suramérica.

Otra novedad pendiente de confirmación es que Parmalat contrataría el estudio legal Weil Gotshal and Manges, para defenderse de las demandas de los acreedores, el mismo estudio jurídico que se ocupa del caso Enron y de la WordCom.

Un funcionario italiano, con documentos instruidos sobre Parmalat.
Un funcionario italiano, con documentos instruidos sobre Parmalat.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS