Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Barcelona, capital del arte

Son éstos buenos días para visitar los museos. El panorama expositivo de Barcelona despliega, en este cambio de año, un contundente catálogo de exhibiciones de primer nivel con las que la ciudad esgrime, orgullosa, su papel de capital artística. Cinco grandes exposiciones conviven estos días en cuatro museos. Eduardo Chillida, Esteve Monegal (creador de Myrurgia), Joaquim Torres-García, Marià Fortuny y Cartier-Bresson (cuya exposición finaliza este domingo) son sus protagonistas. Durante estas fiestas, cuando nuestras recién estrenadas agendas todavía blanquean, perderse por alguna de ellas y darse de bruces con el arte es una opción altamente recomendable.

El Museo Picasso acoge hasta el mes de abril el arte cartográfico de Joaquim Torres-García, cuya trayectoria creativa es una de las más singulares de la modernidad. Pese a haber nacido en Uruguay, Torres-García nació como artista en Barcelona. Fue ahí, en la ciudad que latía sumergida en la fiebre creativa del inicio de las vanguardias, donde desarrolló su proyecto artístico, vital e intelectual. Fue ahí donde dio forma a la pintura transatlántica, la que puso las bases de la modernidad española. Modernidad que también reflejan los objetos que conforman Myrurgia, 1916-1936. Bellesa i glamour, exposición que puede verse en el MNAC. Hablar de Myrurgia es hablar de Esteve Monegal, un artista -algunos ven en él un precursor del diseño- que trató el mundo del perfume con aromático respeto por la cultura que veía desprenderse de sus frascos. Muchos de estos frascos, pero también originales publicitarios y fotografías, influidos por el art déco y el orientalismo, pueden verse ahora en las salas de un museo, el MNAC, que acoge otra exposición extraordinaria, la de Fortuny.

Marià Fortuny, pese a su temprana muerte, es uno de los artistas más importantes que nos ha dejado el siglo XIX en España. Su obra, su talento, su modernidad latente, sus juegos de luces y su habilidad compositiva nos acercan a un genio que consigue contagiarnos su pasión pictórica. Visita igualmente recomendable es la que podemos hacer en el cercano Caixafòrum de la mano del precursor del fotoperiodismo y referente indiscutible de la mirada documental Henri Cartier-Bresson. La antológica, que se desmonta mañana, 4 de enero, nos ofrece el retrato de un artista que ha captado como pocos el difunto siglo XX y que nos permite ver cómo a través de las fotografías pueden pensarse, y construirse, las ciudades.

La última recomendación nos acerca a la monumental obra de Eduardo Chillida, uno de los escultores más importantes del siglo XX. La Fundación Miró organiza la primera retrospectiva trassu muerte que es, sin duda alguna, de visita obligada. Se trata de una exposición que nos invita a un encuentro único con el artista y nos permite contemplar al Chillida más íntimo. Barcelona, además, es una ciudad que puede presumir de mostrar tres de sus obras: Elogi de l'aigua, suspendida en el parque de la Creueta del Coll; Topos, cuya opaca contundencia puntea la plaza del Rei, y el mural cerámico que descansa junto al Macba.

Cinco grandes exposiciones por las que merece la pena acercarse a los museos, uno de los activos culturales más importantes de Barcelona. Disponer de equipamientos, cada vez más modernos y funcionales, sin embargo, de poco o nada sirve sin un contenido artístico de calidad que consiga atraer a la gente. Conviene, como vemos, seguir manteniendo el listón expositivo bien alto para que nuestros museos sigan seduciendo a los amantes del arte y favoreciendo que nuevos públicos se acerquen a sus colecciones.

Ferran Mascarell es regidor de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS