Reportaje:

Militares condenados al paro

Unos 700 oficiales de complemento, marineros y soldados profesionales se quedarán sin empleo el miércoles

El cabo primero del Ejército del Aire José Miguel Alonso, de 36 años, terminará el próximo miércoles, muy a su pesar, la carrera profesional. Con él, otros casi 700 oficiales de complemento, soldados y marineros profesionales perderán el empleo por haber superado los 12 años de servicio o los 38 años de edad, en el caso de los primeros, o 35 los segundos, como estableció la ley 17/1999, que les impuso límites de edad y de permanencia.

Muchos de ellos se encontraban ya en esta situación el 31 de diciembre del año pasado, pero el Gobierno aceptó una prórroga de 12 meses para poder ofrecer cursos de inserción laboral en la vida civil y las convocatorias para que pudieran quedarse como militares de carrera que la misma ley establecía.

"Quieren gente joven, que no haga preguntas sino fotocopias", explica un cabo

Alonso es uno de los condenados al paro. "Sólo he podido presentarme a una convocatoria, la última. Eran 14 plazas para unos 200 aspirantes", cuenta. En su opinión, ha tenido que ver para que no obtuviera una que en su expediente consten los 17 procedimientos administrativos que tiene en marcha contra Defensa para reclamar la permanencia. "Quieren gente muy joven, que no haga preguntas sino fotocopias", explica.

La paradoja es que van a dejar el Ejército forzados, cuando los soldados profesionales en activo sumaban a 1 de diciembre 64.000. La cifra es de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar del Ministerio de Defensa, una vez restado el número de alumnos de los centros de formación, que aún no han firmado su compromiso. La Ley del Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas de 2001 establecía que los efectivos de tropa y marinería profesional deberían ser entre 102.000 y 120.000. La razón fundamental de esta diferencia es que el despliegue publicitario de las fuerzas armadas profesionales no ha atraído a los jóvenes españoles. En cambio, la Guardia Civil ha logrado engrosar sus filas y ya tiene 70.147 miembros en activo.

Pero la queja principal de estos militares que se quedan sin empleo, reunidos en la Unión de Militares Temporales, es que la ley se les aplicó con retroactividad, porque la mayoría de los oficiales y soldados que ahora deberán abandonar el Ejército entraron con las condiciones ofrecidas por una regulación anterior, que les permitía permanecer hasta el retiro, sin límites de edad, aunque sí de permanencia. El máximo era de 16 años, ampliables a 20 para la tropa, y de 12 -ampliables a 16- para oficiales de complemento, siempre que continuaran su formación. Muchos de los que ahora salen tenían derecho a permanecer 16 años y se los echa con la mitad del tiempo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A Alonso no le servirá de nada que en su expediente consten varias condecoraciones -medalla al mérito naval, otra al mérito aeronáutico y tres por misiones de paz (en Macedonia y Kosovo)- ni su experiencia profesional. Se siente engañado. Ha estado en el Ejército dos veces. Fue cabo primero de la Armada, puesto que abandonó en 1990. "Pero en 1992 recibí un comunicado de Defensa en el que se me indicaba que se valoraría mi experiencia para la reinserción", relata. Se presentó y pasó, aunque no se respetó su antigüedad ni su graduación. "Me he preocupado de formarme. No pueden decir ahora que no les valgo", añade.

La posición del Ministerio de Defensa es que estos militares han tenido suficientes oportunidades para presentarse a las convocatorias para pasar a militares de carrera. Y a pesar de que la oposición presentó varias enmiendas a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del Estado para una nueva prórroga, el PP se opuso. El pasado 17 de diciembre, el portavoz del PP en la Comisión de Defensa del Congreso, Manuel Atencia, aseguró que de los 105 oficiales de complemento que perderán empleo el miércoles sólo 54 se han presentado a las pruebas para un puesto permanente. Aprobaron 11. Y recalcó que la prórroga sería un "agravio" para estos últimos. Pero en la Unión de Militares Temporales niegan que se les hayan ofrecido convocatorias suficientes.

"Este año han cambiado los temarios y se exigen niveles de ciencias superiores a los de COU, lo que impide el acceso a los que vienen de carreras de letras", se queja el capitán Miguel Ángel Franco. Es uno de los dos oficiales de complemento de más alta graduación, también con varias condecoraciones en su haber: cruz al mérito militar, medalla de la OTAN, mención honorífica y cinco felicitaciones por escrito en su hoja de servicios.

Ahora, dice con ironía, para ayudar a su reinserción le ofrecen un curso de lectura comprensiva. "Es verdad que determinados puestos sólo los pueden cubrir jóvenes, pero no todos", afirma. "Un conductor de camión puede tener 50 años. Y un tirador, cuantos más años, más experiencia".

Militares que perderán el empleo, el día en que se inscribieron en el Inem.
Militares que perderán el empleo, el día en que se inscribieron en el Inem.GORKA LEJARCEGI

Sobre la firma

Soledad Alcaide

Es la jefa de sección a cargo de los reporteros de información local. Antes fue responsable de Redes Sociales y Newsletters del periódico (2018-2021) y subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS (2014-2018).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS