Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

SAS y vacaciones de Navidad

Ha llegado una comunicación desde el Distrito Sanitario en la que se dice que debemos revisar el plan de vacaciones de Navidad de este centro de salud, al no encontrar personal médico para las sustituciones.

Así que nos encontramos a una semana de las Navidades, habiendo pedido los permisos hace casi dos meses, con que igual no podemos disfrutar de los seis días graciables a los que tenemos derecho (en otros sistemas de salud españoles son ocho) y que muchos de nosotros habíamos guardado celosamente para estas fechas.

Muy probablemente el hecho de no encontrar sustitutos tenga que ver con el tipo de contratos, cada vez más basura, que se les ofrece. Es frecuente contratar a médicos para un viernes, darlos de baja el fin de semana, y volverlos a contratar a partir del lunes para darles de baja en cuanto llega el siguiente festivo. Thatcherismo puro y duro.

Esto ha hecho que las promociones que, acabada la especialidad, se iban incorporando a nuestro sistema de salud, hayan acabado por optar dedicarse a la medicina privada, o a buscar (y encontrar) trabajo en otros sistemas públicos europeos, especialmente el portugués y el británico, con menor presión asistencial y mucho mejor remunerados.

Tenemos derecho a disfrutar de esos días. No somos esclavos ni queremos ser siervos de un SAS feudal. Parece mentira que esta empresa emplee dinero en cambios de sexo y pretenda hacer sus pinitos con alta tecnología, cuando no es capaz ni se asegurar sustituciones de unos días como éstos a sus propios médicos. Cuestión de prioridades. El SAS sigue imparable... en caída libre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de diciembre de 2003