Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi anuncia que el Gobierno intervendrá en la crisis de Parmalat para salvaguardar el empleo

El Gobierno italiano intervendrá en la crisis del grupo alimentario Parmalat "para salvaguardar la empresa, la parte industrial y los puestos de trabajo, así como para restablecer la confianza y la reputación del país", según aseguró ayer el primer ministro, Silvio Berlusconi, en su tradicional encuentro de fin de año con la prensa.

El jefe del Ejecutivo italiano indicó que la crisis de Parmalat, tras el descubrimiento de un agujero contable de 3.900 millones de euros, ha demostrado que el sistema de controles "que hemos heredado del pasado" no funciona, y añadió que el Gobierno "adoptará las medidas necesarias" para evitar que se produzcan nuevos casos similares.

"La situación creada tras los últimos descubrimientos es muy grave", añadió Berlusconi, que insistió en que la intervención del Gobierno está destinada a restablecer la confianza y la reputación del país, "dos valores primarios que irán a la par con las investigaciones sobre las responsabilidades". Precisó que el ministro de Economía, Giulio Tremonti, presentará un paquete de medidas en la próxima reunión del Consejo de Ministros.

Berlusconi hizo estas declaraciones en la misma mañana en que agentes de la Guardia de Finanzas (policía fiscal) registrasen la sede de la auditora Grant Thornton, en Milán, buscando documentos sobre el caso Parmalat. La Fiscalía de Milán, que investiga la crisis, informó ayer que todavía no se ha identificado a nadie como posible objetivo de las acusaciones. Las hipótesis de delitos que plantea la Fiscalía son falseamiento de las informaciones de la sociedad, falseamiento de las informaciones a los revisores y estafa.

Parmalat es la mayor empresa alimentaria italiana, emplea a 36.000 personas en todo el mundo, factura casi 8.000 millones de euros anuales y arrastra una deuda bruta de más de 6.000 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 2003