Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

18 empresas y entidades de Barcelona ponen en marcha planes para mejorar el medioambiente

Las iniciativas, respaldadas por el Ayuntameinto, se derivan del programa Agenda 21

De las 330 empresas, asociaciones y organismos que desde el mes de julio del año pasado han suscrito el documento Compromiso ciudadano para la sostenibilidad. Agenda 21 Barcelona, 18 han dado un paso más y han puesto en marcha un plan de acción medioambiental específico para su ámbito de trabajo. Salvador Milà, que con toda probabilidad será el titular del Departamento de Medio Ambiente del futuro Gobierno catalán, acompañó ayer a Imma Mayol (ICV-EUiA), responsable del Ayuntamiento de Barcelona de Medio Ambiente, en una conferencia organizada por el Club de Roma. Milà se mostró a favor de implicar al nuevo Gobierno de la Generalitat en la Agenda 21 de la sostenibilidad.

Imma Mayol explicó ayer en el Círculo Ecuestre de Barcelona al grupo catalán del Club de Roma, un think-tank formado por representantes del mundo académico, político, cultural y financiero de más de 50 países del mundo, cómo Barcelona ha ido aplicando los criterios de sostenibilidad fijados por la Agenda 21 que surgieron de las recomendaciones que hizo Naciones Unidas en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992.

Mayol explicó que en 1998 se inició un proceso participativo en Barcelona que se encargó de hacer un diagnóstico de los principales problemas relacionados con la sostenibilidad que tenía la capital catalana. Una vez terminado el proceso, que duró cuatro años y recogió la opinión de 15.000 barceloneses, se redactó el documento citado con 100 acciones concretas. El documento se aprobó en julio de 2002 con la firma de 130 empresas, entidades y el mismo Ayuntamiento, que se comprometían a pasar a la llamada Acción 21. Desde entonces, otras 200 entidades se han unido al plan.

Entre las 18 que han elaborado el plan de acción se encuentran la Sociedad General de Aguas de Barcelona SA, Foment de Ciutat Vella, la UGT, la Universidad Politécnica de Cataluña, Mensajeros Trèvol, Setem Catalunya, la Red de Consumo Solidario y el Servicio de Prevención de los Bomberos de Barcelona. "En el Ayuntamiento también haremos nuestro plan de acción", añadió Mayol.

'Ecoauditoria'

Cada una de estas empresas y organizaciones ha elegido algunas de las 100 líneas de acción del documento para aplicarlas en su entorno. El servicio de Prevención de los Bomberos de Barcelona, por ejemplo, se ha comprometido a realizar varias ecoauditorias en algunos de sus parques. La empresa municipal Foment de Ciutat Vella mejorará, entre otras cosas, la accesibilidad de muchos inmuebles del distrito con la instalación de nuevos ascensores y también incorporará sistemas para ahorrar agua en las viviendas. Una vez firmado el documento, el resto de entidades tienen un plazo de entre uno y dos años para elaborar su programa de acción.

Aunque en un principio Salvador Milà, que ha sido concejal de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) en Mataró (Maresme), no tenía que intervenir en la conferencia, no dudó en tomar la palabra para hacer algunas puntualizaciones. Tanto Mayol como Milà quisieron dejar claro a los miembros del Club de Roma que las críticas que han recibido desde distintos sectores acusándoles de oponerse al "cemento" y a la construcción de infraestructuras son totalmente infundadas. "Nos ven como a los ogros que cuando llegamos al poder lo paralizamos todo y eso no es así", dijo Mayol. "Hay mucho trabajo que hacer y muchas cosas que construir", añadió Milà, "pero de lo que se trata es de hacerlo bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 2003