Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parmalat frena su caída libre en Bolsa tras abonar el préstamo de 150 millones

El grupo alimentario italiano Parmalat frenó ayer su caída libre en la Bolsa de Milán con el abono, cuando estaban a punto de cerrarse las contrataciones, del préstamo impagado de 150 millones de euros que había puesto en entredicho su solvencia. En ese momento,perdía el 26%. Con el pago logró que el retroceso se quedase en 14,97%, lo que no deja de ser un descalabro. El impago del citado préstamo en obligaciones a su vencimiento el pasado día 8 ocasionó el desplome el jueves del título un 47%.

La firma alimentaria, que emplea a 36.000 trabajadores en las 139 fábricas que tiene repartidas por todo el mundo y factura por valor de cerca de 8.000 millones de euros, pudo remontar posiciones al final con la noticia del pago del préstamo, en la denominada fase de subasta, pero cierra su peor semana de la historia viendo como vale en Bolsa menos de la mitad que hace dos días.

El presidente y fundador, Calisto Tanzi, logró reunir la suma para pagar la deuda vencida de 150 millones de euros y otros 9 millones en concepto de intereses antes del próximo lunes, que se había puesto como fecha tope.

Sobre Parmalat pesaba la amenaza de quiebra, que en los últimos días quedó patente con su rebaja de calificación hasta el penúltimo peldaño del ranking por parte de la agencia Standard & Poor's.

Tras la dimisión el jueves de su director financiero, Fausto Tonna, y otros dos altos cargos, se abre un nuevo escenario en el que persisten los problemas financieros a corto y medio plazo para la compañía, que ha contratado los servicios del gestor Enrico Bondi para que la salve de su grave crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2003