Derechos Humanos calcula que 15.000 personas viven en Córdoba en situación de marginalidad

La delegación en Córdoba de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) cifró en unas 15.000 personas la población que actualmente vive en situación de marginalidad o exclusión social en la capital. El presidente del colectivo, Miguel Santiago, explicó que en muchos de los casos esta parte de la población, que ronda el 3,5% de los 320.000 habitantes de Córdoba, ni siquiera alcanza el 10% de la renta media nacional.

Según la asociación, en este grupo se encuadran personas afectadas por la prostitución, enfermos terminales, toxicómanos, reclusos o personas sin techo. No obstante, Miguel Santiago explicó que Córdoba padece este problema social en menor medida que el resto de capitales andaluzas, en las que la exclusión social y la marginalidad alcanzan a un 4% o 5% de la población.

Por encima de este escalafón, aunque también con problemas sociales, habitan otras 75.000 personas en Córdoba. Según la ONG, estas personas viven en situación de pobreza al no alcanzar el 50% de la renta media nacional. En este colectivo se encuadran principalmente personas subsidiadas, ya sean pensionistas o parados.

Durante la presentación de la memoria de derechos Humanos 2003, Miguel Santiago afirmó que Córdoba, al no ser una gran aglomeración urbana, presenta una situación en la que es posible atajar estos problemas sociales a través de políticas urbanísticas integradoras. Santiago puso el ejemplo del barrio de Moreras en el que, a su juicio, el Plan Renfe y diversas actuaciones en materia de servicios han posibilitado una mayor integración en este barrio.

Miguel Santiago apostó porque se cumpla el principal plan de construcción de viviendas protegidas en Córdoba hasta 2007, periodo en el que se prevén más de 6.000. El presidente de APDH en Córdoba confió en que no suceda igual que en el plan concluido en 1999, en el que "sólo se construyeron 1.563 de las 4.700 viviendas protegidas planificadas", recalcó. Santiago incidió en que estas viviendas protegidas estén disgregadas por toda la ciudad para evitar la creación de guetos.

APDH Córdoba hizo hincapié en la situación por la que atraviesa el creciente colectivo de inmigrantes rumanos en Córdoba. La vocal de Inmigración, Ángeles Marco, precisó que este colectivo sufre un mayor rechazo al dedicarse a la mendicidad y que cada semana se producen una o dos expulsiones de estos inmigrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de diciembre de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50