Telefónica inicia la batalla para rescatar el importe del UMTS

La operadora demanda a Austria y estudia acciones en Alemania

Telefónica Móviles ha iniciado la batalla legal para recuperar parte de los más de 6.400 millones de euros que le costaron las licencias de telefonía móvil de tercera generación (UMTS) que consiguió en Europa. La operadora pretende que los Gobiernos que le otorgaron las licencias le reconozcan ahora que una parte de ese importe (el 7% o el 16%, según el tipo aplicable) corresponde al pago del IVA, para así deducirlo fiscalmente, dado que este negocio está paralizado. Telefónica, junto con el resto de operadoras que consiguieron las licencias, ya ha demandado al Estado austriaco, y estudia hacer lo mismo en Alemania.

Más información
Telefónica Móviles vende su licencia UMTS de Austria a Mobilkom

No todo está perdido en el fiasco que supuso la compra en Europa de las licencias de UMTS, una tecnología llamada a revolucionar la telefonía móvil ya que permitirá la transmisión de vídeos y la navegación rápida por Internet, pero que todavía no ha arrancado.Telefónica pagó más de 6.400 millones de euros por obtener cuatro licencias en Alemania, Austria, Italia y Suiza, y ahora pretende recuperar parte de ese importe por la vía judicial.

El método escogido por Telefónica y la mayor parte de las operadoras que consiguieron esas licencias es pedir a los respectivos gobiernos que realizaron la subasta que reconozcan que una parte del importe pagado corresponde al IVA por la venta de esa concesión. Si se reconoce ese impuesto, luego sería fácilmente deducible, puesto que el negocio del UMTS ni siquiera ha comenzado y, en muchos de los casos (como en el de Telefónica), las operadoras han desistido de los proyectos por considerarlos inviables económicamente, incluso cuando la tecnología esté lista.

El pistoletazo de salida se ha dado en Austria, donde Telefónica Móviles, junto con los otros cinco operadores que consiguieron licencia en noviembre de 2000 (T-Mobile Austria, Telekom Austria, Hutchison, Connect Austria y Telering), han denunciado ante los tribunales al Estado austriaco, al negarse éste a emitir una factura en la que se les reconozca el pago del IVA por las licencias, según confirmaron en fuentes de la empresa española. Los seis operadores reclaman de esta forma la devolución de 140 millones de euros.

La operadora española, a través del consorcio 3G Austria, se adjudicó una de estas licencias por la que pagó 118 millones de euros.

Opinión de la UE

Según T-Mobile, la filial de móvil de Deutsche Telekom, el tribunal austriaco ya ha requerido una opinión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea con el fin de fallar sobre el asunto, publicó ayer Financial Times Deutschland.

En caso de una sentencia favorable a las operadoras, se puede abrir una catarata de reclamaciones contra la mayoría de los Estados europeos que obtuvieron más de 100.000 millones de euros por estas licencias. El IVA puede suponer el 7% o el 16% del coste total de la concesión, es decir, entre el tipo mínimo y máximo del impuesto.

Telefónica Móviles también ha iniciado un proceso similar en Alemania, donde desembolsó, junto con el operador Sonera, 8.471 millones de euros por una de las licencias. Según informaron en fuentes de la operadora, por el momento solo han presentado ante el Ministerio de Hacienda, la solicitud para que emita una factura, y "estamos a la espera de una respuesta". La base de defensa del Gobierno alemán es que la licencia no fue una venta sino la adjudicación en subasta de un bien público como el espectro radioeléctrico (las frecuencias).

A Telefónica Móviles le ha salido muy cara esa frustrada aventura de expansión europea, que se tradujo en pérdidas récord de 3.724 millones de euros en 2002. La operadora reconoció en esas cuentas que las licencias del nuevo móvil multimedia se ha reducido a papel mojado, y provisionó 5.050 millones de euros.

Tras abandonar los proyectos, la compañía intenta ahora vender a otros operadores interesados el derecho a utilizar el espectro asignado, aprovechando el cambio legislativo, y ya mantiene negociaciones en Austria, Alemania e Italia.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS