Afectados por la legionela reclaman ayuda económica a la Generalitat

El presidente de la comisión de afectados por los distintos brotes de legionela de Alcoi, José Miguel Pons, volvió a poner ayer de manifiesto las secuelas que ha provocado esta enfermedad entre sus víctimas. Para compensar estos males, José Miguel Pons agradeció la propuesta presentada por los grupos de izquierdas para que el Gobierno valenciano indemnice a los pacientes de los distintos brotes. Pero el presidente del colectivo fue más allá y especificó que estas indemnizaciones no sólo deberían centrarse en los familiares de los fallecidos en los distintos brotes sino que la Generalitat Valenciana debería también asumir el gasto en medicinas de los enfermos e incluso hacerse cargo del "daño moral" que les ha provocado la enfermedad.

El PSPV había solicitado al Consell que invierta cuatro millones de euros en indemnizaciones para los afectados de los brotes de legionela. Además ha instado a través de distintas enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para que se fijen líneas presupuestarias y se modifique el decreto de prevención y control de la legionelosis.

Nuevo caso

El brote de legionela de Alcoi sigue sumando afectados pese a que se dio por controlada y clausurada la instalación en la que se localizó el foco de contagio. La Consejería de Sanidad confirmó ayer por la tarde un nuevo contagio que eleva a 27 el número de afectados desde que se declaró el brote el pasado 8 de noviembre. Se trata de una mujer de 73 años que permanece estable en el Hospital Verge dels Lliris de Alcoi. En este centro hospitalario se encuentra ingresada en estado grave una paciente de 45 años afectada por neumonía por legionela. Los médicos no han podido realizarle la encuesta epidemiológica, pendiente desde la semana pasada, a causa de su estado. Tres pacientes de este mismo brote fueron dados de alta ayer.

El continuo goteo de casos ha sembrado la preocupación en distintos colectivos de la ciudad. La Asociación de Vecinos de la Zona Norte reclamó a las autoridades que identificaran el foco de contagio de los brotes a fin de alertar a la población y prevenir contagios en aquellas personas con defensas bajas y más propensas a contraer patologías. El secretario de esta asociación, Xavier Miró, reclamó además que se informara a los pacientes que han padecido la neumonía legionela para evitar que vuelvan a padecer la enfermedad.

Desde que se notificara el primer brote en septiembre de 1999, la ciudad de Alcoi ya ha sufrido diez acometidas de la enfermedad. El actual es el tercer brote que más enfermos produce. Después de los 36 casos del primero, y los 97 casos que se registraron entre el 16 de septiembre y el 1 de diciembre de 2000, éste último, con 27, es el que más enfermos ha provocado a causa de la reinfección del foco de contagio en la torre de refrigeración de una empresa de la ciudad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS